Socrates lema de su vida oraculo de delfos

Sócrates conócete a ti mismo

Lo que descubrió fue que los poetas no sabían por qué sus palabras conmovían a la gente, los artesanos sólo sabían dominar su oficio y no mucho más, y los políticos se creían sabios pero no tenían los conocimientos necesarios para respaldarlo.

Esta es al menos la historia de la frase. Han pasado casi 2500 años desde que se escribió inicialmente su forma más larga. En ese tiempo, ha cobrado vida propia y ahora tiene muchas interpretaciones diferentes. [Aquí hay cinco de ellas].

Pero entonces, caerás en algo llamado el problema de la regresión infinita. Esto significa que cada prueba que tienes, debe ser respaldada por otra prueba, y esa prueba también debe ser respaldada por otra. Como ese argumento no se puede probar, entonces se desmoronan todas las demás afirmaciones hechas hasta ese momento.

Contraargumentos:  Descartes inventó la frase “pienso, luego existo”. Esto pone fin a la regresión infinita, ya que es imposible dudar de tu propia existencia, porque simplemente al pensar, demuestras que tu conciencia existe.

  Oracion para que llegue pronto el amor de mi vida

La garantía trae la ruina

Las máximas de Delfos son un conjunto de máximas inscritas en el templo de Apolo en Delfos. Originalmente, se decía que habían sido pronunciadas por el oráculo del dios griego Apolo en Delfos, Pitia, y por lo tanto se atribuían a Apolo[1]. El doxógrafo del siglo III Diógenes Laercio las atribuyó a los Siete Sabios de Grecia[2], al igual que el erudito del siglo V, Estobeo[3]. [Sin embargo, los estudiosos contemporáneos sostienen que su autoría original es incierta y que “lo más probable es que se trate de proverbios populares, que posteriormente se atribuyeron a determinados sabios”[4]. El educador romano Quintiliano sostenía que los estudiantes debían copiar esos aforismos con frecuencia para mejorar su núcleo moral[5]. Tal vez la más famosa de estas máximas sea “conócete a ti mismo”, que fue la primera de las tres máximas esculpidas sobre la entrada del templo de Apolo en Delfos.

Los preceptos fueron colocados por un griego llamado Clearco, que puede o no haber sido Clearco de Soli, el discípulo de Aristóteles,[10] quien, según la misma inscripción, los había copiado de Delfos:

  Oracion para que llegue pronto el amor de mi vida

Paradoja socrática

Imagínese un lugar al que acudir en momentos de duda e incertidumbre, donde uno pueda saber qué hacer y qué evitar, directamente de una fuente fiable. Un lugar donde todas las preguntas tienen respuestas tangibles y todos los problemas una solución.

En el mundo antiguo, oráculos como el de Delfos prometían revelar el pasado, el presente y el futuro. Eran la cúspide de una considerable pirámide de instituciones e individuos que se ocupaban de los futuros (del tipo no económico), que también incluía a videntes itinerantes y colecciones personales de oráculos.

Sin embargo, Delfos y sus similares rara vez proporcionaban respuestas sencillas. Tomemos el famoso ejemplo del rey Creso de Lidia. Creso preguntó en Delfos si debía hacer la guerra a los persas. Se le dijo que destruiría un gran imperio.

Este ejemplo no es en absoluto único. El antiguo historiador Heródoto, que lo relata en Las Historias, cita muchas historias similares de predicción y cumplimiento. Y el panorama no es muy diferente en muchos otros informes antiguos de profecías délficas.

  Oracion para que llegue pronto el amor de mi vida

Conócete a ti mismo

Stack Overflow for Teams se traslada a su propio dominio. Cuando se complete la migración, accederás a tus Teams en stackoverflowteams.com, y ya no aparecerán en la barra lateral izquierda de stackoverflow.com.

Ἐγγύα πάρα δ’ ἄτη parece haber sido un proverbio; al parecer se cita (ver fn. 3) en un fragmento de Cratino, un dramaturgo cómico ático (aunque la versión de Cratino parece haber sido diferente, ἑγγύα δ’ ἄτας θυγάτηρ “una prenda es hija de la imprudencia”), y también en un fragmento de Tales (descienda a ἄτη II.2 ) en la forma dórica ἐγγύα, πάρα δ’ ἄτα. La forma tal y como la citas es ática.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad