Oración poderosa a san isaac para separar a dos personas

Patrona de la oración por el divorcio

E Isaac suplicó al Señor por su mujer, porque era estéril: y el Señor le fue suplicado, y concibió Rebeca su mujer. Y los hijos se agitaban dentro de ella, y dijo: Si es así, ¿por qué estoy así? Y fue a consultar al Señor. Y el Señor le dijo: Dos naciones hay en tu vientre, y dos pueblos se apartarán de tus entrañas; y un pueblo será más fuerte que el otro pueblo, y el mayor servirá al menor.

La oración de medianoche es poderosa y es una de las formas más significativas que Dios utiliza para responder al clamor de la mayoría de las mujeres que creen en Dios por el fruto del vientre. Es posible que los matrimonios enfrenten problemas, pero es igualmente importante saturar su matrimonio con oraciones. El enemigo de todo matrimonio es el diablo.

Uno de los planes del diablo es asegurarse de que todo matrimonio bendecido pase por una serie de ataques, que van desde la esterilidad, los abortos espontáneos, las dificultades en la maternidad, el nacimiento por operación y muchos otros. El mayor desafío para muchas mujeres es el miedo. El miedo a tener hijos en la edad de la menopausia. El miedo a tener un solo hijo. La Biblia dice, que da bendiciones y no añade tristeza.Amablemente ver Evangelista Joshua en Youtube Suscribirse ahora

Novena de 9 días de oración por el matrimonio

Somos una Parroquia Catolica localizada en Wayne, Pennsylvania. Si usted esta planeando un viaje y busca un lugar conveniente para asistir a Misa, le damos la bienvenida. Si esta pensando en mudarse al area de Valley Forge, le invitamos a preguntar sobre la posibilidad de hacer de San Isaac Jogues su parroquia.

  Se usa para separar entre si oraciones que llevan coma

Horario de Misas:Sabado-5:00 PM, Domingo-8:00 AM, 10:30 AM, 12:00 PM & 5:00 PMFestivos Nacionales:  9:00 AM Misa1er Viernes Noche de Reparación:Comienza a las 7:30 PM, Misa a las 9:00 PMMisas entre semana: Lunes-Viernes: 8:00 AM* en la Capilla y 12:05 PM en la Iglesia, Sábados: 8:00 AM: 8:00 AM* Horario de misas en verano: Desde mediados de junio hasta el 24 de agosto no habrá Misa de 8:00 AM. Sólo habrá una Misa diaria (de lunes a viernes) a las 12:05 PM en la Iglesia. La Misa diaria de los sábados a las 8:00 AM permanecerá igualEl Rosario se reza en voz alta después de las Misas diarias de las 8:00 AM y de las 12:05 PM.

Confesión: Sábados: 3:45 – 4:45 PMEl Sacramento de la Penitencia, comúnmente llamado Confesión, es uno de los siete sacramentos reconocidos por la Iglesia Católica. Los católicos creen que todos los sacramentos fueron instituidos por Jesucristo mismo. En el caso de la Confesión, esa institución tuvo lugar el Domingo de Pascua, cuando Cristo se apareció por primera vez a los apóstoles después de su Resurrección. Soplando sobre ellos, les dijo: “Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos” (Jn 20, 22-23).¿Qué se requiere? Tres cosas se requieren de un penitente para recibir dignamente el sacramento:Recurso de vídeo – Cómo confesarseExamen de concienciaPodemos hacer un buen examen de conciencia recordando los mandamientos de Dios, los preceptos de la Iglesia, los siete pecados capitales y los deberes particulares de nuestro estado de vida, para descubrir los pecados que hemos cometido.  (Del Catecismo de Baltimore)

  Oración del conjuro con vinagre aceite y agua para separar

Oracion a la madre maria por el matrimonio

En este articulo quiero compartir contigo como la guerra espiritual de tu enemigo espiritual puede bloquear la respuesta a tus oraciones. ¿Alguna vez has sentido que algo bloquea tus oraciones?    Se siente como si hubiera algo o alguien que se interpone entre nosotros y Dios y nuestras oraciones no llegan a él o nuestras respuestas no llegan a nosotros. Hay algo de verdad en ese sentimiento. No es que tus oraciones no lleguen a Dios, ¡es que tu enemigo intenta bloquear la respuesta que llega a ti!

Daniel 10:12-14 “Entonces me dijo: No temas, Daniel, porque desde el primer día que pusiste tu corazón en entender y en humillarte ante tu Dios, fueron oídas tus palabras; y yo he venido por causa de tus palabras.    Pero el príncipe del reino de Persia me resistió veintiún días; y he aquí que Miguel, uno de los principales príncipes, vino a ayudarme, porque yo había quedado solo allí con los reyes de Persia.    Ahora he venido para hacerte comprender lo que sucederá a tu pueblo en los últimos días, pues la visión se refiere a muchos días aún por venir.”

Novena de San Judas para las relaciones

En la primera lectura oímos que Ana lleva a su hijo Samuel al templo para agradecer al Señor el precioso don de su hijo, que era una respuesta a sus sinceras plegarias. El salmo comprende el “Canto de Ana” que ella dirigió a Dios en el templo y que está lleno de exultación y de gozosa alabanza a Dios.

En el Evangelio de hoy, María, en respuesta al saludo de Isabel, pronuncia inmediatamente su maravilloso y poderoso “Magnificat”. Esta oración se basa muy estrechamente en el canto de Ana, por lo que también está llena de alabanzas a Dios y, con humildad, pero con alegría, habla de la bondad de Dios al elegir a María para el papel especial de ser la Madre del Señor. Rezamos la oración “Magnificat” de alabanza gozosa a Dios diariamente en la oración vespertina de la Iglesia (Vísperas). Al hacerlo, podemos recordar todas las alegrías y bendiciones que hemos recibido a lo largo del día y hacer nuestras las palabras de María: “Mi alma glorifica al Señor, mi espíritu se alegra en Dios, mi Salvador”.

  Palabras que al separarlas cambian el sentido de la oracion

En el Evangelio de hoy escuchamos la visita del ángel a Zacarías para anunciarle la llegada de Juan el Bautista, precursor de Cristo. Como Zacarías y su mujer no han podido tener hijos, duda de la posibilidad de que esta maravillosa profecía se haga realidad, y por eso se queda sin poder hablar. Sólo en la presentación de Juan, a los 8 días de vida, Zacarías es capaz de hablar de nuevo. Sus primeras palabras después de muchos meses de silencio son palabras de alabanza que componen el “Benedictus” rezado diariamente en la oración matutina de la Iglesia: “Bendito sea el Señor, Dios de Israel, que ha visitado a su pueblo y lo ha redimido”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad