Oracion hablada de la preciosa sangre de cristo de selamiento

Preciosa sangre de jesús oración para sanar

– Primera Lección de Peregrinación en la Fuente – 3:00 pm- Meditación – 15 Minutos- Reflexión/Resumen – 1 hora- Himnos/Recolección- Ángelus – 6:00 pm- Pausa y Cena – 6:00 – 8:00 pm- Confesión: – 8:00 – 9:00 pm- Santa Misa para Getsemaní @ el Crucifijo Gigante – 9:30 pm- Procesión al Jardín de Getsemaní – 11:30 pm- Horas de Oración de Getsemaní – 11. 30 pm -3.00 am- Pausa y descanso – 3:00 am – 6:00 am

– 1ª Hora: – 12:00 MediodíaMensajesOraciones: (Un Padre Nuestro, Ave María y Gloria…después de los mensajes por la Sangre de la Circuncisión de NuestroSeñor), y el RosarioIntención: Conversión de los pecadores y renovación de la Faz de la Tierra

– 2ª Hora – 13:00MensajesOraciones: (Un Padre Nuestro, Ave María y Gloria…después de los mensajes para el Sudor de Sangre en el Huerto) y Coronilla de la Preciosa Sangre.Intención: Por el perdón de los pecados y la gracia de la pureza en el mundo

– 3ª Hora – 14:00MensajesOraciones: (Un Padre nuestro, Avemaría y Gloria…después de los mensajes para la Sangre de los Azotes en el pilar) y Oraciones de Consolación y AdoraciónIntención: Por la aceleración del Reino de la Gloria en la Tierra.

Libro de oraciones de la Preciosa Sangre de Jesús

La Eucaristía (/ˈjuːkərɪst/; griego: εὐχαριστία, translit. eucharistía, lit. “acción de gracias”), también conocida como Santa Cena y Cena del Señor entre otros nombres, es un rito cristiano que se considera un sacramento en la mayoría de las iglesias, y como una ordenanza en otras. Según el Nuevo Testamento, el rito fue instituido por Jesucristo durante la Última Cena; al dar a sus discípulos pan y vino durante una comida de Pascua, les ordenó “hacer esto en memoria mía”, mientras se refería al pan como “mi cuerpo” y a la copa de vino como “la sangre de mi alianza, que se derrama por muchos”[1][2][3].

Los elementos de la Eucaristía, el pan (leudado o sin levadura) y el vino (o zumo de uva sin alcohol), se consagran en un altar o en una mesa de comunión y se consumen después, normalmente los domingos. Los comulgantes, los que consumen los elementos, pueden hablar de “recibir la Eucaristía” así como de “celebrar la Eucaristía”. Los cristianos suelen reconocer una presencia especial de Cristo en este rito, aunque difieren en cuanto a cómo, dónde y cuándo está presente.

Oración para la protección por la sangre de jesús sobre mi casa y mi familia

La oración más poderosa que jamás he rezadoNo todas las oraciones son iguales. Intelectualmente sabemos que Dios escucha todas las oraciones, pero parece que algunas oraciones “funcionan” mejor que otras. Aprendí a través de una dura experiencia lo que la oración más poderosa puede hacer, y eso lo cambió todo.

La Biblia nos asegura que Dios nos escucha si pedimos según su voluntad (1 Juan 5:14). Y sabemos que Él desea nuestro bien. También es posible pedir “con motivos equivocados” (Santiago 4:3), o que nuestras oraciones se vean obstaculizadas (1 Pedro 3:7). Los discípulos pudieron ver lo vital que era la oración para Jesús, y le pidieron que les enseñara a orar igual (Lucas 11:1). Algunas oraciones son realmente efectivas y logran mucho (Santiago 5:16).

Cuando era un joven profesional, pasé por un período de grave angustia que me dejó casi incapacitado para funcionar. Mis síntomas físicos y psicológicos se prolongaron durante algunos años a pesar de la ayuda profesional. Me veía bien por fuera, pero por dentro era un desastre. Me pasaba largas horas llorando o, a veces, literalmente acurrucada en el suelo.

Breve oración a la preciosa sangre de jesús

Es verdaderamente justo, nuestro deber y salvación, siempre y en todo lugar darte gracias, Padre santísimo, por tu Hijo amado, Jesucristo, tu Verbo por el que hiciste todas las cosas, a quien enviaste como nuestro Salvador y Redentor, encarnado por el Espíritu Santo y nacido de la Virgen. Cumpliendo tu voluntad y ganando para ti un pueblo santo, extendió sus manos mientras soportaba su Pasión, para romper los lazos de la muerte y manifestar la resurrección. Por eso, con los ángeles y todos los santos declaramos tu gloria, como con una sola voz aclamamos:

que te ofrecemos en primer lugar por tu santa Iglesia católica. Concédele la paz, guárdala, únela y gobiérnala en todo el mundo, junto con tu siervo N. nuestro Papa y N. nuestro Obispo, y con todos los que, aferrados a la verdad, transmiten la fe católica y apostólica.

Acuérdate, Señor, de tus siervos N. y N. y de todos los aquí reunidos, cuya fe y devoción te son conocidas. Por ellos, te ofrecemos este sacrificio de alabanza o lo ofrecen por ellos mismos y por todos los que les son queridos, por la redención de sus almas, con la esperanza de la salud y el bienestar, y rindiendo su homenaje a ti, Dios eterno, vivo y verdadero.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad