Salud Mental y Emocional

La salud mental afecta los pensamientos, las emociones, la conducta y las relaciones. Aquellas personas que desarrollan problemas o enfermedades de salud mental pueden ver afectada su capacidad para afrontar las rutinas y demandas de la vida cotidiana. Tales dolencias a menudo son emocionalmente agotadoras y confusas para la persona, así como para sus seres queridos y los líderes que intentan ministrar a la persona afligida.

No se espera que los líderes diagnostiquen ni brinden tratamiento a los miembros con problemas de salud mental, ni se les alienta a hacerlo. Cuando los miembros no parecen responder a los intentos normales de los líderes por ser útiles, estos no deben sentirse ofendidos por su falta de respuesta. En su lugar, los líderes deben considerar seriamente alentar al miembro a recibir una evaluación de salud mental de un proveedor calificado (Manual 1: Presidentes de estaca y obispos, 2010, 7.2.6, “Consejería profesional”). Los Servicios para la Familia SUD (donde estén disponibles) pueden ofrecer consultas y sugerencias a los líderes acerca de recursos comunitarios de evaluación de salud mental. Los líderes deben consultar “Enfermedades mentales: Cómo prestar ayuda” en la sección Lista de discapacidades de LDS.org para obtener más información sobre las enfermedades mentales.


ÍNDICE

Artículos Recursos
  1. Mitos sobre las Enfermedades Mentales
  2. Como una vasija quebrada
Print Friendly, PDF & Email