Oracion para el primer dia de la corona de adviento

Oraciones de Adviento para cada semana

PRIMERA SEMANA La siguiente oración debe repetirse cada día durante la primera semana. Después de la oración, el niño más pequeño de la familia enciende la primera vela morada. (Los miembros de la familia también pueden turnarse para encender y apagar las velas cada noche): Oh Señor, despierta tu poder, te lo rogamos, y ven, para que por tu protección merezcamos ser rescatados de los peligros amenazantes de nuestros pecados y salvados por tu liberación. Por Cristo nuestro Señor.Todos: Amén.Se permite que la vela arda durante las cenas de la primera semana.    La oración que sigue debe repetirse cada día de la segunda semana. Después de la oración, el niño mayor enciende la primera y la segunda vela morada.

Oración del segundo domingo de Adviento Señor, despierta nuestros corazones para que nos preparemos para tu Hijo unigénito, para que por su venida seamos dignos de servirte con mente pura. Por Cristo nuestro Señor.Todos: AménLas dos velas pueden arder durante las cenas de la segunda semana.

Tercer domingo de AdvientoTercera semana El domingo alegre de Adviento (conocido como “Guadete”) se representa con el color rosa (o rosa) en lugar del color morado penitencial. Cada noche, durante la tercera semana, la madre de familia enciende la vela rosa, así como las dos velas moradas previamente quemadas, después de haber rezado la siguiente oración.Oración Señor, te rogamos, inclina tu oído a nuestras oraciones e ilumina la oscuridad de nuestras mentes con la gracia de tu visita. Por Cristo nuestro Señor.Todos: AménLas tres velas pueden arder durante las cenas de la tercera semana.

Bendición de la corona de Adviento durante la misa

La corona de Adviento es una de las más queridas de todas las devociones de Adviento, y en ningún hogar católico debería faltar una. Puede comprar una o hacerla usted mismo con un coste y un esfuerzo mínimos. Antes o durante el primer domingo de Adviento, debe bendecir la corona de Adviento (o pedir al párroco que lo haga). Y luego, todos los días durante el Adviento, deberías encender la corona de Adviento y mantenerla encendida mientras dedicas un tiempo a la oración (como la Novena de Navidad de San Andrés) o a las lecturas de las Escrituras de Adviento.

Cada vez que encendemos la corona de Adviento, comenzamos con la señal de la cruz, encendemos el número de velas correspondiente a la semana (una para la primera semana de Adviento, dos para la segunda, etc.) y luego rezamos. Tradicionalmente, las oraciones utilizadas para la corona de Adviento son las colectas, u oraciones breves al comienzo de la Misa, para el domingo de Adviento que comienza esa semana. El texto que se ofrece aquí es el de la colecta del primer domingo de Adviento de la misa tradicional en latín; también se puede utilizar la oración inicial del primer domingo de Adviento del misal actual (son esencialmente la misma oración con diferentes traducciones al inglés).

Oraciones de la corona de Adviento en español

Muchas iglesias y familias encienden velas de Adviento para marcar la progresión hacia el nacimiento de Cristo.  Cada semana durante el Adviento se enciende una vela nueva hasta que todas las velas se queman en Navidad o en Nochebuena. Las cuatro velas encendidas durante el Adviento son tradicionalmente azules o moradas. La última vela se enciende en Navidad o en Nochebuena y se conoce como la vela de Cristo; a diferencia de las otras velas, esta vela es tradicionalmente blanca. Estas lecturas para encender las velas de Adviento pueden utilizarse en el culto o en casa con la familia. Considere la posibilidad de acompañar las lecturas con una oración o una canción.

Algunas iglesias y familias colocan las velas en una corona de Adviento, con la vela de Cristo en el centro. La forma circular de la corona de Adviento simboliza la naturaleza constante e inmutable de Dios. En Nochebuena o el día de Navidad, se enciende toda la corona de velas de Adviento para simbolizar que Cristo, la luz del mundo, ha llegado.

Orador 1: Encender una vela en la oscuridad nos ayuda a encontrar nuestro camino. En la oscuridad perdemos la orientación. No podemos ver dónde hemos estado ni a dónde vamos. Una sola vela, parpadeando brillantemente, nos ayuda a encontrar nuestro camino de nuevo.

Oraciones católicas de Adviento

La siguiente oración de la corona de Adviento está pensada para ayudar a los hogares ocupados a hacer del Adviento un tiempo de oración durante el ajetreo de los preparativos navideños. El lenguaje es bastante sencillo, y está pensado para ser utilizado en la oración y la reflexión personal o por grupos de adultos o adultos con niños. Se indican opciones para permitir la participación de diversos miembros de la familia.

Guía: Hoy comienza una época especial del año para nosotros. Esta semana comenzamos el tiempo de Adviento, ese período de espera antes de la Navidad. Con el fin de ayudar a cada uno de nosotros a preparar nuestro corazón para el nacimiento de Cristo, queremos dedicar unos momentos cada semana a rezar juntos.

El profeta Isaías pide ayuda a Dios. El evangelista Pablo ofrece un agradecimiento a Dios por todos los dones que tenemos. Y el Evangelio de Marcos nos recuerda que el momento de empezar a vivir de forma correcta es ahora mismo -este Adviento-, hoy.

Querido Dios, ayúdanos a aceptar que somos el barro y que tú eres el alfarero. A lo largo de esta primera semana de Adviento, ayúdanos a recordar que somos tu pueblo y que tú eres nuestro Dios. Ayúdanos a establecer nuestras prioridades y a poner en primer lugar lo más importante: amar a Dios y amar al prójimo.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad