Que es un oraculo griego

Pythia

Para los antiguos griegos, Delfos era el centro del mundo: un lugar sagrado para el dios Apolo, donde todos los griegos se unían para rendirle culto. Pero en su corazón había un lugar oscuro y extraño: el misterioso santuario donde la sacerdotisa de Apolo profetizaba.

La sacerdotisa, llamada la Pitia, se sentaba sobre un abismo en la tierra, que expulsaba gases. Respiraba profundamente -algunos creen que los humos tenían propiedades alucinógenas- y caía en la semiconsciencia. Sus profecías eran opacas, a menudo frenéticas. Este era el Oráculo de Delfos: la ventana más famosa y temida de los griegos para conocer la voluntad de los dioses. Se encontraba en “una caverna ahuecada en las profundidades” de la ladera, como relató el historiador Estrabón, debajo del gran templo de Apolo.

En la actualidad, las ruinas del templo se encuentran en las laderas del monte Parnaso. Fue destruido por el emperador Teodosio I, en el año 390 de la era cristiana, en un intento de erradicar las antiguas creencias paganas. Quedan pocos vestigios del Oráculo, pero el lugar sigue siendo espeluznante: la niebla se aferra a las colinas y casi se pueden oír los fantasmas de Creso, Nerón y Alejandro.

Nombres de los oráculos

Un oráculo es una persona o un organismo que se considera que proporciona un consejo sabio y perspicaz o predicciones proféticas, sobre todo la precognición del futuro, inspiradas por las deidades. Como tal, es una forma de adivinación.

  God of war ps2 oraculo

Los oráculos se consideraban portales a través de los cuales los dioses hablaban directamente con la gente. En este sentido, se diferenciaban de los videntes (manteis, μάντεις) que interpretaban los signos enviados por los dioses a través de señales de pájaros, entrañas de animales y otros métodos diversos[1].

Los oráculos más importantes de la antigüedad griega eran Pitia (sacerdotisa de Apolo en Delfos), y el oráculo de Dione y Zeus en Dodona, en Epiro. Otros oráculos de Apolo se encontraban en Didyma y Mallus en la costa de Anatolia, en Corinto y Bassae en el Peloponeso, y en las islas de Delos y Egina en el Mar Egeo.

Walter Burkert observa que “las mujeres frenéticas de cuyos labios habla el Dios” se registran en Oriente Próximo como en Mari en el segundo milenio a.C. y en Asiria en el primer milenio a.C.[2] En Egipto, la diosa Wadjet (ojo de la luna) se representaba como una mujer con cabeza de serpiente o una mujer con dos cabezas de serpiente. Su oráculo se encontraba en el conocido templo de Per-Wadjet (nombre griego de Buto). El oráculo de Wadjet puede haber sido la fuente de la tradición oracular que se extendió de Egipto a Grecia[3]. Evans relacionó a Wadjet con la “diosa minoica de la serpiente”[4].

Oráculo de Delfos mitología griega

A dos horas en coche al norte de Atenas, en las escarpadas laderas del monte Parnaso, se encuentra el mágico y misterioso Santuario de Apolo en Delfos. Según la tradición, Delfos era el centro geográfico del mundo de la antigua Grecia. La leyenda cuenta que el dios Apolo se estableció en Delfos tras matar a la pitón (la serpiente que custodiaba el Oráculo de Ge).

  Las pruebas de apolo el oraculo oculto pdf google drive

El Oráculo de Delfos era una profetisa, un poderoso espíritu femenino que podía predecir y aconsejar sobre los acontecimientos futuros. Muchos soldados, políticos y personas importantes de la antigua Grecia acudían a Delfos para consultar al “oráculo”. Sentada en una cueva, esta criatura, un ser poderoso y espiritual, podía, según la leyenda, prever el futuro. Investigaciones recientes sugieren que el “oráculo” podría haber inhalado potentes vapores procedentes de las corrientes y respiraderos ricos en minerales que existen en esta zona geotérmicamente activa.

Los griegos honraban y temían a sus dioses. Si complacen a los dioses, sus soldados saldrán victoriosos en la batalla. Si se enfada a los dioses, se sufre la humillación y la derrota. Este deseo de complacer a los dioses, y en particular a Apolo y Atenea, llevó a la creación de un par de magníficos templos en Delfos. A estos templos pronto se sumaron regalos de todo tipo procedentes de todos los rincones del imperio griego.

Cuáles son los 5 oráculos

Pythia (/ˈpɪθiə/;[1] griego antiguo: Πυθία [pyːˈtʰíaː]) era el nombre de la gran sacerdotisa del templo de Apolo en Delfos. En concreto, ejercía de oráculo y era conocida como el Oráculo de Delfos. Su título también fue históricamente glosado en inglés como the Pythoness[2].

Sin embargo, los detalles sobre el funcionamiento de la Pitia son escasos, faltan o no existen en absoluto, ya que los autores de la época clásica (siglos VI a IV a.C.) tratan el proceso como un conocimiento común sin necesidad de explicarlo. Uno de los principales relatos afirmaba que la Pitia pronunciaba oráculos en un estado de frenesí inducido por los vapores que surgían de una sima en la roca, y que hablaba en un galimatías que los sacerdotes interpretaban como las enigmáticas profecías y las convertían en hexámetros dactílicos poéticos conservados en la literatura griega[10]. [Sin embargo, estudiosos como Joseph Fontenrose y Lisa Maurizio han puesto en tela de juicio esta idea y sostienen que las fuentes antiguas representan uniformemente a la Pitia hablando de forma inteligible y dando profecías con su propia voz[11].

  Que hacian las brujas del oraculo
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad