Oracion que dice toda la noche padre velaste mi descanso

Oración por la paz

Si usted es una persona de fe, es posible que ya tenga una rutina de oración diaria a la que se adhiere, ya sea leyendo pasajes por la mañana antes de empezar el día, o conectándose con el Señor por la noche después de haber hecho sus necesidades. Si las oraciones nocturnas son su preferencia, entonces los siguientes poderosos mensajes le ayudarán a aliviar el estrés y la ansiedad, así como a proporcionar sanación y protección. No importa si lees una o varias oraciones, dedicarte unos momentos a Dios al final del día te dará paz mental mientras te quedas dormido.Después de todo, es difícil conciliar el sueño cuando tu mente está corriendo por los eventos del día. Puede que estés agotado, pero aún así te parece imposible caer en el sueño cuando no puedes dejar de pensar en un factor estresante de tu vida personal o en lo que hay en tu lista de tareas para mañana. Por eso es tan importante reservar unos minutos al final del día para conectar con Dios, ya que estas oraciones nocturnas pueden ofrecer fuerza en los momentos difíciles. Tanto si tienes un familiar enfermo como si buscas protección general, abrirte a Dios y a las palabras de sus seguidores aliviará tus preocupaciones. Una oración nocturna despejará tu cabeza para que puedas dormirte tranquilamente.

¿Cuál es la oración nocturna más poderosa?

Te doy gracias, Padre celestial, por Jesucristo, tu querido Hijo, porque me has guardado esta noche de todo mal y peligro; y te ruego que me guardes también hoy del pecado y de todo mal, para que todas mis acciones y mi vida te agraden. Porque en tus manos me encomiendo, mi cuerpo y mi alma, y todas las cosas.

¿Cuál es la oración que hay que rezar cada noche?

Gracias por nuestro hogar y un lugar para dormir y buena comida para comer. Ayúdanos a descansar bien, danos sueños tranquilos y envía a tus ángeles alrededor de nuestro hogar para que nos protejan durante la noche. Enséñanos a confiar en ti y a amarte cada vez más. Eres bueno, eres grande y eres fiel, Dios.

Oración del lunes por la tarde

Señor, te ruego que calmes mi ansiedad. Padre, tú dices en Filipenses 4:6-8, que no esté ansioso por nada, pero cuando te cuente mis peticiones, tú me darás tu paz. Y sin embargo, todavía me pongo ansioso. Dios, tú eres Jehová Rapha, el Dios que sana. Y tú eres Jehová Jireh, el Dios que satisface las necesidades. Ayúdame a meditar en tus verdades, para que no me ponga ansioso.Ayúdame a descansar en ti, Señor. A recordar que eres soberano y tienes el control de todo. Y aunque las cosas se pongan difíciles, Señor, tú eres más grande que cualquier problema que pueda tener.

Oración por la paz en el mundo

Oración del SeñorPadre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.Venga tu reino.Hágase tu voluntad en la tierra, como en el cielo.Danos hoy nuestro pan de cada día.Y perdónanos nuestras deudas, como nosotros perdonamos a nuestros deudores.Y no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal.Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria, por los siglos de los siglos.Amén. Mateo 6:9-13

Actúa en mí, oh Espíritu Santo, para que también mi trabajo sea santo Atrae mi corazón, oh Espíritu Santo, para que no ame sino lo que es santo Fortaléceme, oh Espíritu Santo, para que defienda todo lo que es santo Guíame entonces, oh Espíritu Santo, para que siempre sea santo.

El Señor es mi pastor; nada me falta. En verdes praderas me hace reposar; junto a aguas tranquilas me conduce. Él restaura mi alma; me guía por sendas de justicia por amor a su nombre. Aunque camine por el valle de la sombra de la muerte, no temeré ningún mal, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me confortan. Preparas una mesa ante mí en presencia de mis enemigos; unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosante. El bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y habitaré en la casa del Señor para siempre.Salmo 23

Le ruego al señor mi alma que mantenga la canción

Gracias Dios, por este día, Gracias por nuestra familia. Lamentamos las cosas que hicimos y que no te hicieron feliz. Ayúdanos a ser mejores personas, ayúdanos a amarnos. Ayúdanos a honrarte, nuestro Padre. Bendice a la gente del mundo. Bendice a nuestros seres queridos, lejanos y cercanos. Finalmente, elevamos a ti esta petición para que la escuches: (Inserta cualquier intención especial) Te amamos, Señor.

Querido Dios, al acostarme para dormir, relaja la tensión de mi cuerpo; calma la inquietud de mi mente; aquieta los pensamientos que me preocupan y me desconciertan. Ayúdame a descansar a mí y a todos mis problemas en tus fuertes y amorosos brazos. Deja que tu Espíritu hable a mi mente y a mi corazón mientras duermo, para que, cuando me despierte por la mañana, encuentre que he recibido en la noche, luz para mi camino; fuerza para mis tareas; paz para mis preocupaciones; perdón para mis pecados. Concédeme esta noche el sueño y mañana la fuerza para vivir.

Querido Dios, esta noche te damos las gracias por el buen día y por la forma especial en que nos cuidas en todo momento. Gracias por los momentos de diversión fuera y los momentos de tranquilidad dentro, y por ayudarnos a aprender cosas nuevas cada día.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad