Oraciones sobre la libertad de los niños y sus limites

La importancia de rezar por los hijos’

Youngkin aprovechó el enfado acumulado de los padres por las decisiones de sus consejos escolares locales en el estado, prometiendo soluciones y subrayando que los padres tienen derecho a tomar decisiones sobre la educación de sus hijos. Ese mensaje le ayudó a derrotar al actual gobernador demócrata Terry McAuliffe en un estado tradicionalmente azul.

Por supuesto, no se trata sólo de un problema estadounidense. Los padres de todo el mundo expresan su preocupación por lo que se enseña -o no se enseña- a sus hijos en las aulas. Si a esto le añadimos los mandatos de vacunas, el cierre de escuelas y los mandatos de máscaras, tenemos una receta para la revuelta.

Verás, el difunto Nelson Mandela tenía razón cuando dijo: “La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”. El problema es que la educación también puede ser utilizada para deformar las mentes de los niños que aman a Dios, o arrastrarlos a ideologías anticristos antes de que tengan la oportunidad de conocer a su Señor y Salvador.

Este mes, Awakening Prayer Hubs está abordando temas en la llamada montaña de la educación de la sociedad. Si queremos recuperar las naciones para Cristo, necesitamos orar activamente por el sistema educativo, que tiene una tremenda oportunidad de influir en las mentes jóvenes hacia el bien o el mal. Por eso, el 63% de los estadounidenses piensa que los padres deberían tener la “última palabra” en la educación pública, según el Fondo Becket para la Libertad Religiosa.

  Una oracion con la palabra disgustado en español para niños

¿Qué es la oración de la libertad?

Reclamo mi libertad ahora en el nombre de Jesucristo. Jesús, te pido que me santifiques por completo. Que todo mi espíritu, mi alma y mi cuerpo sean irreprochables en la venida de nuestro Señor Jesucristo (1 Tesalonicenses 5:23-24).

¿Cuál es la mejor oración para los niños?

Padre celestial, que mi hijo no tema, porque tú estás con él. Mientras pongo a mis hijos en tus poderosas y amorosas manos, dame paz, sabiendo que estás a su lado. Por favor, sustituye sus miedos por la fuerza y el valor para afrontar cualquier cosa que el día traiga. Da a mis hijos la sensación real de que Jesús está con ellos.

Oración de liberación para mi hijo

Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que el Señor, tu Dios, te da.4 Fue obediente con ellos.5 El mismo Señor Jesús recordó la fuerza de este “mandamiento de Dios”.6 El Apóstol enseña “Hijos, obedeced a vuestros padres en el Señor, porque esto es lo correcto. Honrad a vuestro padre y a vuestra madre” (es el primer mandamiento con promesa), “para que os vaya bien y tengáis larga vida en la tierra”.7

2197 El cuarto mandamiento abre la segunda tabla del Decálogo. Nos muestra el orden de la caridad. Dios ha querido que, después de él, honremos a nuestros padres, a quienes debemos la vida y que nos han transmitido el conocimiento de Dios. Estamos obligados a honrar y respetar a todos aquellos a quienes Dios, por nuestro bien, ha conferido su autoridad.

2198 Este mandamiento se expresa en términos positivos de deberes a cumplir. Introduce los mandamientos posteriores que se refieren al respeto particular a la vida, al matrimonio, a los bienes terrenales y a la palabra. Constituye uno de los fundamentos de la doctrina social de la Iglesia.

  Una oracion con la palabra disgustado en español para niños

Oración por los profesores

Dice el refrán que “mientras haya exámenes, habrá oración en las escuelas”. Y los alumnos individuales pueden, efectivamente, rezar para sacar sobresalientes o por otros motivos. Pero la decisión del Tribunal Supremo en el caso Engel contra Vitale (1962) sostuvo que la recitación oficial de oraciones en las escuelas públicas violaba la Cláusula de Establecimiento de la Primera Enmienda. La sentencia es aclamada por algunos como una victoria de la libertad religiosa, mientras que otros la critican por ser un golpe a las tradiciones religiosas de la nación.

“Dios todopoderoso, reconocemos nuestra dependencia de Ti, y te pedimos que nos bendigas a nosotros, a nuestros padres, a nuestros profesores y a nuestro país”. Si un alumno de una escuela pública dijera esta oración no confesional en voz baja para sí mismo, no habría ningún conflicto constitucional. Si un grupo de estudiantes se reuniera antes de la escuela y dijera esta oración en voz alta, no habría ningún conflicto constitucional. ¿Pero qué pasaría si todas las escuelas públicas de un estado comenzaran el día con una recitación formal de esta oración? Conocida como la “Oración de los Regentes”, esta invocación se utilizó para abrir la jornada escolar en las escuelas públicas de Nueva York durante gran parte de la historia de nuestra nación. Los alumnos que no deseaban recitarla podían optar por permanecer en silencio o quedarse fuera del aula, sin sufrir ninguna sanción. Esta práctica fue cuestionada en el histórico caso del Tribunal Supremo Engel contra Vitale. (1962).

Oraciones de la sala de guerra para mi hijo

Si una escuela tiene un “momento de silencio” u otros períodos de silencio durante la jornada escolar, los estudiantes son libres de rezar en silencio, o de no rezar, durante estos períodos de tiempo. Los maestros y otros empleados de la escuela no pueden requerir, alentar o desalentar a los estudiantes a rezar durante dichos períodos.

  Oraciones intenciones por los niños y jovenes en catholic net

[ 9 ] Capitol Square Review & Advisory Bd. v. Pinette, 515 U.S. 753, 760 (1995) (citando Lamb’s Chapel v. Ctr. Moriches Union Free Sch. Dist., 508 U.S. 384 (1993); Mergens, 496 U.S. 226; Widmar v. Vincent, 454 U.S. 263 (1981); Heffron v. Int’l Soc. for Krishna Consciousness, Inc., 452 U.S. 640 (1981)). [Volver al texto]

[12 ] Por ejemplo, la Primera Enmienda permite a los funcionarios de las escuelas públicas revisar los discursos de los estudiantes para comprobar si son vulgares, lascivos o con lenguaje sexualmente explícito. Bethel Sch. Dist. v. Fraser, 478 U.S. 675, 683-86 (1986). Sin embargo, sin más, dicha revisión no hace que el discurso de los estudiantes sea atribuible al Estado. [Volver al texto]

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad