Oracion para levantar al niño dios el 6 de enero

Oración por la protección de mi nieta

Durante el Adviento y la Navidad, estamos presentando devocionales escritos por el clero de la Conferencia Anual del Gran NJ de la UMC. Para esta semana, nos centramos en reflexiones relacionadas con Simeón, basadas en el Evangelio de Lucas.

25 Un hombre llamado Simeón estaba en Jerusalén. Era justo y devoto. Esperaba con impaciencia la restauración de Israel, y el Espíritu Santo se posó sobre él.  26 El Espíritu Santo le reveló que no moriría antes de ver al Cristo del Señor.  27 Guiado por el Espíritu, entró en la zona del templo. Mientras tanto, los padres de Jesús llevaron al niño al templo para que pudieran hacer lo que era costumbre según la Ley.  28 Simeón tomó a Jesús en brazos y alabó a Dios. Dijo,

33 Su padre y su madre estaban asombrados por lo que se decía de él.  34 Simeón los bendijo y le dijo a María, su madre: “Este muchacho está destinado a ser la causa de la caída y el levantamiento de muchos en Israel y a ser una señal que genere oposición 35 para que se revelen los pensamientos internos de muchos. Y una espada atravesará también su interior”.

Oración de curación para mi nieta

Hace más de 70 años, Danny Thomas, entonces un joven artista con dificultades y con un bebé en camino, visitó una iglesia de Detroit y se sintió tan conmovido durante la misa que depositó sus últimos 7 dólares en la caja de la colecta. Cuando se dio cuenta de lo que había hecho, Danny rezó para encontrar la forma de pagar las inminentes facturas del hospital. Al día siguiente, le ofrecieron un pequeño papel que pagaría 10 veces la cantidad que había dado a la iglesia. Danny había experimentado el poder de la oración.

  Una oracion con la palabra disgustado en español para niños

Dos años más tarde, Danny había logrado un éxito moderado como actor en Detroit, pero luchaba por llevar su carrera al siguiente nivel. Una vez más, recurrió a la iglesia. Rezando a San Judas Tadeo, el santo patrón de las causas perdidas, Danny le pidió al santo que “me ayudara a encontrar mi camino en la vida, y te construiré un santuario”.

Su carrera dio un giro a mejor, y pronto trasladó a su familia a Chicago para buscar ofertas profesionales. Unos años más tarde, en otro momento decisivo de su vida, Danny visitó una iglesia y recordó su promesa a San Judas. De nuevo rezó a San Judas y repitió su promesa de construir un santuario al santo si le mostraba el camino.

Oración católica para una nieta

La buena noticia: Demuestra tu agradecimiento al Señor en todos los aspectos de tu vida, de todas las maneras que puedas, y especialmente en un día como el de Acción de Gracias, en el que tus abundantes bendiciones están expuestas ante ti.

“¡Vengan, cantemos en voz alta al Señor! Elevemos un grito de alegría a la roca de nuestra salvación. ¡Acudamos ante él con agradecimiento! ¡Gritemos cantos de alegría a él! El Señor es un Dios grande, el gran rey sobre todos los demás dioses”.

“Doy gracias a mi Dios siempre por vosotros, por la gracia de Dios que os fue concedida en Cristo Jesús. Es decir, que por él fuisteis enriquecidos en todo: en toda vuestra comunicación y en toda clase de conocimiento.”

La buena noticia: Al ser una persona generosa y dar a los demás, estás mostrando tu agradecimiento a Dios. Demuestra al Señor lo agradecido que estás a través de tus buenos actos para los demás, y entonces ellos harán lo mismo.

“No os preocupéis por nada; más bien, presentad a Dios todas vuestras peticiones en vuestras oraciones y ruegos, dando gracias. Entonces la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús.”

  5 oraciones de figurado de niños de escuela para reyes

Oración por la protección de mi nieto

La oración es nuestra forma de comunicarnos con Dios. Refuerza el vínculo entre Dios y sus hijos. No es simplemente pedirle cosas a Dios; Dios no es un genio que esté a nuestra disposición. No nos presentamos ante Dios para manipularlo. La oración, en cambio, es nuestra petición a Dios para que nos acerque a Él. La oración es un tiempo para llevarle nuestros problemas, para confesarle nuestros pecados y arrepentirnos de ellos, para llevarle nuestras alabanzas, para elevar a otros en oración, y para pasar tiempo disfrutando de Él y permitiendo que Él disfrute de nosotros. La oración es una conversación bidireccional y hacemos un flaco favor al poder de la oración si todo lo que hacemos es hablar. Las mejores conversaciones que podemos tener son aquellas en las que escuchamos y compartimos. Uno de los objetivos de la oración debería ser tranquilizarnos para escuchar a Dios. Hay tanto que el Padre Dios desea decirte.Ilustración:

En junio de 2013 los noticieros de todo el país presentaron a un niño llamado Grayson Clamp haciendo algo que nunca había hecho. El niño de tres años nació sin los nervios auditivos que llevan el sonido al cerebro. Los intentos de devolverle la audición con un implante coclear fueron infructuosos, así que los médicos de la Universidad de Carolina del Norte probaron un procedimiento experimental para implantar un nervio auditivo directamente en el cerebro de Grayson. Este procedimiento tuvo éxito, y millones de personas disfrutaron viendo la expresión de asombro y alegría en la cara del pequeño cuando escuchó la voz de su padre por primera vez.Hoy en día, con la tecnología disponible, la comunicación es instantánea, pero incluso así es una delicia escuchar a un amigo o familiar que está lejos. Al igual que nosotros respondemos con placer a esas voces familiares, Dios se deleita en escuchar a sus hijos.¿Por qué rezamos? Ciertamente, no es para informar a Dios de lo que necesitamos. Él ya lo sabe todo sobre nuestra situación, y, mucho mejor de lo que podríamos idear, conoce la respuesta que será mejor para nosotros. La oración sirve, en parte, para recordarnos lo dependientes que somos de Dios. Pero la oración no es sólo para nuestro beneficio. A Dios le gusta oírnos rezar. Cuando acudimos a Él con fe y hacemos nuestras peticiones ante su trono de gracia, su corazón se alegra. Le gusta escuchar nuestras voces. No pasemos mucho tiempo sin acudir a Él en oración.

  Oraciones sobre la libertad de los niños y sus limites
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad