Oracion de la santa muerte para que te ame mucho

A la santísima muerte, oración para atar y dominar un amor

Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, y perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Amén.

Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Te suplicamos, Señor, que precedas nuestras acciones con tus santas inspiraciones y las lleves a cabo con tu bondadosa asistencia, para que todas nuestras oraciones y obras partan siempre de ti y, por ti, lleguen a buen término.

Toma, Señor, y recibe toda mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad. Tú me has dado todo lo que tengo y poseo; yo te lo devuelvo todo y te lo entrego para que dispongas de él según tu voluntad. Dame sólo tu amor y tu gracia, y soy suficientemente rico y no pido nada más.

ORACIÓN A SANTA HELENA PARA AMARRAR EL AMOR

Jesús mío, creo que estás presente en el Santísimo Sacramento. Te amo sobre todas las cosas y deseo recibirte en mi alma. Ya que ahora no puedo recibirte sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón. Te abrazo como si ya estuvieras allí, y me uno enteramente a Ti. No permitas nunca que me separe de Ti. (San Alfonso de Ligorio)

  Oracion de mi santa muerte para aliviar dolor de estomago

A Tus pies, oh Jesús mío, me postro y Te ofrezco el arrepentimiento de mi corazón contrito, que se humilla en su nada y en Tu santa presencia. Te adoro en el Sacramento de Tu amor, la inefable Eucaristía. Deseo recibirte en la pobre morada que Te ofrece mi corazón. Mientras espero la felicidad de la comunión sacramental, deseo poseerte en espíritu. Ven a mí, oh Jesús mío, ya que yo, por mi parte, voy a Ti. Que Tu amor abrace todo mi ser en la vida y en la muerte. Creo en Ti, espero en Ti, Te amo. Amén. (Cardenal Rafael Merry del Val)

El Santo Rosario

“El sentido cristiano de la muerte se revela a la luz del Misterio Pascual de la Muerte y Resurrección de Cristo, en quien reside nuestra única esperanza. El cristiano que muere en Cristo Jesús está ‘lejos del cuerpo y en casa con el Señor’ (2 Cor 5, 8)”.

Las siguientes oraciones pueden recitarse con el moribundo, alternando con momentos de silencio. A veces, hay que repetir varias veces la misma oración. También son apropiados el Padrenuestro, el Avemaría y el Gloria. Se puede firmar al moribundo en la frente con la cruz, como se hacía en el Bautismo.

  Oracion ala santa muerte para que me busque mi ex

Cuando la familia se reúne por primera vez en torno al cuerpo, antes o después de prepararlo para el entierro, se pueden utilizar todas o algunas de las siguientes oraciones. Es muy conveniente que, siempre que sea posible, los miembros de la familia participen en la preparación del cuerpo para la sepultura.

Aprende a rezar la Oración del Tabernáculo con el Dr. David Yonggi

Que puedas ver la luz de Dios en el camino que tienes por delante Cuando el camino que recorres es oscuro. Que siempre oigas, Aun en tu hora de dolor, El suave canto de la alondra. Cuando los tiempos sean duros, que la durezaNunca convierta tu corazón en piedra, Que siempre recuerdes que cuando las sombras caen, No caminas solo.

Rezamos para que en este tiempo de pérdida, Sientas mucho más el amor de Dios Y que encuentres tu consuelo En la presencia del Señor Rezamos para que Dios derrame sobre ti, Su dulce gracia asombrosa Y desborde tu corazón de paz Mientras vives en Su abrazo. – M.S. Lowndes

Pero sólo por tan poco tiempo nos has prestado. Porque hasta un dibujo tallado en obsidiana se desvanece, y las plumas verdes, las plumas de la corona, del pájaro Quetzal pierden su color, y hasta los sonidos de la cascada se apagan en la estación seca.

  Oración a la santa muerte para que se case conmigo

Bendice a los que lloran, Dios eterno, con el consuelo de tu amor para que puedan afrontar cada nuevo día con esperanza y la certeza de que nada puede destruir el bien que se les ha dado. Que sus recuerdos sean alegres, sus días enriquecidos con amistad y sus vidas rodeadas de tu amor.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad