Matrimonio

Por designio divino, se dispone que los hombres y las mujeres progresen juntos hacia la perfección y hacia una plenitud de gloria. A causa de sus temperamentos y facultades singulares, los hombres y las mujeres llevan a la relación matrimonial perspectivas y experiencias únicas. El hombre y la mujer contribuyen de forma diferente pero por igual a una totalidad y unidad que no se pueden lograr de ninguna otra manera. El hombre complementa y perfecciona a la mujer, y la mujer complementa y perfecciona al hombre, al aprender el uno del otro y al fortalecerse y bendecirse mutuamente. “En el Señor, ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón” (1 Corintios 11:11; cursiva agregada).

El matrimonio es esencial para Su plan eterno, David A. Bednar. Élder David A. Bednar Del Quórum de los Doce Apóstoles, Liahona Junio del 2006


ÍNDICE

  1. El matrimonio es esencial para Su plan eterno
Print Friendly, PDF & Email