Liderazgo

“Si les preguntara quién es el líder más grande que ha existido, ¿qué dirían? La respuesta, por supuesto, es Jesucristo. Él es el ejemplo perfecto de toda cualidad de liderazgo que puedan imaginar.

Y si les preguntara: “¿Quién es el seguidor más fiel que ha existido?”. ¿No sería la respuesta, de nuevo, Jesucristo? Él es el líder más grande porque Él es el seguidor más fiel: Él sigue a Su Padre a la perfección, en todas las cosas.

El mundo enseña que los líderes deben ser poderosos; el Señor enseña que deben ser mansos. Los líderes del mundo obtienen poder e influencia por medio de su talento, sus habilidades y sus riquezas. Los líderes semejantes a Cristo obtienen poder e influencia “por persuasión, por longanimidad, benignidad, mansedumbre y por amor sincero”1.

A la vista de Dios, los líderes más grandes siempre han sido los seguidores más fieles.

Los líderes más grandes son los seguidores más fieles. Por Stephen W. Owen, Presidente General de los Hombres Jóvenes


ÍNDICE

  1. Jesús: El líder perfecto
Print Friendly, PDF & Email