Una oracion grande para leer en la noches y mañanas

Oraciones cristianas

Gracias Dios, por este día, Gracias por nuestra familia. Lamentamos las cosas que hicimos y que no te hicieron feliz. Ayúdanos a ser mejores personas, ayúdanos a amarnos los unos a los otros. Ayúdanos a honrarte, Padre nuestro. Bendice a los pueblos del mundo. Bendice a nuestros seres queridos, lejanos y cercanos. Por último, elevamos a Ti esta petición para que la escuches: (Inserta cualquier intención especial) Te amamos, Señor.

Querido Dios, mientras me acuesto para dormir, relaja la tensión de mi cuerpo; calma la inquietud de mi mente; aquieta los pensamientos que me preocupan y me desconciertan. Ayúdame a descansar yo y todos mis problemas en tus brazos fuertes y amorosos. Permite que tu Espíritu hable a mi mente y a mi corazón mientras duermo, para que, cuando me despierte por la mañana, encuentre que he recibido en la noche luz para mi camino; fuerza para mis tareas; paz para mis preocupaciones; perdón para mis pecados. Concédeme dormir esta noche, y mañana poder para vivir.

Querido Dios, te damos gracias esta noche por el buen día y por la manera tan especial en que cuidas de nosotros todo el tiempo. Gracias por los ratos divertidos fuera y los ratos tranquilos dentro, y por ayudarnos a aprender cosas nuevas cada día.

  Leer cartas del tarot el oraculo

Breve oración matutina para el trabajo

Puedes rezar estos servicios solo (en silencio o en voz alta) o acompañado. Con otras personas, uno de vosotros tiene que hacer las partes en letra clara y los versículos impares de los salmos y cánticos, los demás las partes en negrita, y compartir las lecturas. En el Salmo y los cánticos anteriores es normal hacer una pausa de un segundo en medio de cada versículo; no se trata de una afectación, sino de ayudarte a centrarte en el versículo y rezarlo, no sólo a balbucearlo. Solemos rezar el Benedictus (oración de la mañana), el Magnificat (oración de la tarde) y el Nunc Dimittis (oración de la noche) todos juntos, sin pausas. Se llaman los Cánticos del Evangelio, y encarnan el corazón mismo de nuestra fe cristiana.

Oración diaria

Señor Dios nuestro, Padre nuestro, del silencio reverente brota la alabanza que te es debida, oh Dios en Sión. Es justo que te alabemos y que cumplamos nuestras promesas. La gente de todas partes acudirá a ti, pues tú respondes a la oración. Protégenos a tus hijos en la tarea que nos has encomendado. Vela sobre nosotros para que podamos servirte de la manera correcta y recibir de ti los dones que necesitamos para ir hacia tu reino y dar testimonio de tu nombre. Ayúdanos en cada paso del camino. Que nuestras vidas sean confiadas a tus manos, y que siempre encontremos nuestra fuerza en ti, nuestro Dios y Salvador. Amén.

  Como leer el oraculo chino

Breve oración de la mañana para la familia

Muchos de nosotros ya tenemos hábitos mentales regulares. Puede que habitualmente nos centremos en nuestras preocupaciones y miedos. Esto puede provocar ansiedad. Tal vez nos fijamos habitualmente en nuestras posesiones o en las cosas que nos gustaría adquirir. Esto puede llevarnos a la codicia y la envidia. Hay un hábito mental mejor que produce un resultado más habitable.

Volver la mente habitualmente a la realidad de Dios y a su gran amor por nosotros en Jesús conduce, con el tiempo, a la alegría y la paz y a las otras dimensiones del fruto del Espíritu: amor, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre y autocontrol (Gal. 5:22-23).  Esto nos permite vivir libres del dominio de cosas como la preocupación, la ansiedad, la codicia y la envidia.

Las formas breves de la oración de la mañana y de la tarde que se ofrecen aquí contienen los elementos básicos e inmutables de las formas más largas y estándar de la oración de la mañana y de la tarde. Los elementos invariables de los formularios breves son pasajes de la Sagrada Escritura rezados diariamente por los practicantes de la Vía Anglicana.

  Textos para leer y entender oraciones topico y de apoyo

Hay salmos designados para cada mañana y tarde. En los formularios breves para la oración, se enumeran juntos con un punto y coma separando los Salmos designados para la mañana de los Salmos designados para la tarde. (Por ejemplo, en la siguiente lista -Sal. 146 147; Sal 148 149–los Salmos 146 y 147 se rezarían por la mañana. Los Salmos 148 y 149 se rezarían por la tarde).

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad