Oracion a jesus sacramentado por el sacramento de la eucaristia

Oración para la eucaristía en casa

La doctrina de la Sagrada Eucaristía consiste en la del sacrificio eucarístico, la comida sacrificial y el alimento sacrificial, o para expresarlo de otro modo, consiste en la doctrina de la Misa, de la Comunión y de la Presencia Real. No hay presencia de Cristo en el Santísimo Sacramento que no se entienda ante todo como alimento para el pueblo fiel, y no hay unión sacramental con Cristo en la Sagrada Comunión que no deba considerarse como una comida sacrificial: “Porque todas las veces que comiereis este pan y bebiereis este cáliz, la muerte del Señor manifestaréis hasta que él venga” (1 Co 11, 26). La comida eucarística sólo puede prepararse en el sacrificio de la Misa.

Así, el misterio de la Eucaristía resume todo el misterio de nuestra redención. Hay dos relaciones fundamentales entre Cristo y nosotros. En primer lugar, es nuestro mediador sacerdotal con Dios, y le ofrece la expiación por nuestros pecados. Busto Cristo no es un extraño para nosotros, que se limita a representarnos como propiciador ante Dios. Él viene a nosotros en la segunda relación al ser el mediador de la gracia que Dios nos da a causa de su sacrificio. Este es el misterio de nuestra unión con Cristo, que es para nosotros la fuente de toda gracia. Y de su plenitud hemos recibido todos, gracia por gracia” (Jn 1,16).

  La oracion y la fe de jesus charles h espurgeon

Breve oración de agradecimiento a dios por la ayuda que presta a través de los sacramentos

La palabra eucaristía procede del griego eucharistia, que significa acción de gracias. La Iglesia Católica describe la Eucaristía como “la fuente y la cumbre de la vida cristiana”.

“El Misterio de la Fe, es decir, el don inefable de la Eucaristía que la Iglesia católica recibió de Cristo, su Esposo, como prenda de su inmenso amor, es algo que siempre ha guardado devotamente como su tesoro más precioso”

En términos más prácticos, la Eucaristía es el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Además de ser la fuente y la cumbre de la vida cristiana, es también el centro de la Misa católica en la Liturgia de la Eucaristía (que sigue a la Liturgia de la Palabra: lecturas, Evangelio, homilía e intercesiones).

“Comunión” o “Santa Comunión” se usan a menudo como sinónimos de “Eucaristía”. Sagrada Comunión se refiere a veces a la acción completa de recibir el sacramento, mientras que “Eucaristía” se reserva normalmente para el sacramento mismo. La propia USCCB hace referencia tanto a recibir la Comunión como a distribuir la Comunión.

  Oración a jesus de nazaretpra el perdon de mis pecados

Oración después de la comunión

Los santos son unánimes en centrar su vida en Jesús Eucaristía. Desde su profunda devoción interior, algunos de ellos compusieron oraciones, que dejaron como ejemplo para el resto de nosotros. Las cinco oraciones que siguen son palabras para nosotros cuando no sabemos qué debemos decir.

Traspasa, oh dulcísimo Señor Jesucristo, lo más íntimo de mi alma con la gozosísima y saludable herida de tu amor, con verdadera, serena y santísima caridad apostólica, para que mi alma siempre languidezca y se derrita de amor y de anhelo por Ti, para que anhele por Ti y desfallezca por tus atrios, y anhele disolverse y estar contigo.

Que pueda siempre rodearte, buscarte, encontrarte, correr hacia Ti, alcanzarte, meditar en Ti, hablar de Ti, y hacer todas las cosas para alabanza y gloria de tu santo nombre, con humildad y discreción, con amor y deleite, con prontitud y afecto, y con perseverancia hasta el fin.

Sé Tú siempre mi esperanza y toda mi confianza, mi riqueza, mi delicia, mi placer y mi alegría; mi descanso y tranquilidad; mi paz, mi dulzura y mi fragancia; mi dulce sabor, mi alimento y refrigerio; mi refugio y mi ayuda; mi sabiduría, mi porción, mi posesión y mi tesoro, en quien mi mente y mi corazón estén siempre fijos y firmes, y arraigados inamoviblemente. Amén.

Plegaria eucarística 1 pdf

Señor mío Jesucristo, que por el amor que tienes a los hombres, permaneces con ellos día y noche en este sacramento, lleno de misericordia y de amor, esperando, invitando y recibiendo a todos los que vienen a visitarte, creo que estás presente en el Sacramento del Altar. Desde el abismo de mi nada, te adoro. Te doy gracias por todas las gracias que me has concedido, especialmente por haberte dado a ti mismo en este sacramento, por haberme dado a tu santísima Madre María por abogada y por haberme llamado a visitarte en esta iglesia. Por estos tres fines rindo mi homenaje a tu amabilísimo corazón:

  Oracion de agradecimiento a dios por la resurreccion de jesus
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad