La oracion y los hombres de oracion e.m bounds

Propósito en la Oración por E.M. Bounds – Capítulo 08 de 13

“Lo que la Iglesia necesita hoy en día no es más maquinaria o mejor, no nuevas organizaciones o más y novedosos métodos, sino hombres a los que el Espíritu Santo pueda utilizar – hombres de oración, hombres poderosos en la oración. El Espíritu Santo no fluye a través de métodos, sino a través de hombres. Él no viene sobre la maquinaria, sino sobre los hombres. Él no unge planes, sino hombres — hombres de oración”.

“La revelación de Dios no necesita la luz del genio humano, el pulido y la fuerza de la cultura humana, la brillantez del pensamiento humano, la fuerza de los cerebros humanos para adornarla o imponerla; pero exige la sencillez, la docilidad, la humildad y la fe del corazón de un niño.”

“Hablar a los hombres por Dios es una gran cosa, pero hablar a Dios por los hombres es aún más grande. Nunca hablará bien y con verdadero éxito a los hombres por Dios quien no haya aprendido bien a hablar a Dios por los hombres.”

“Se necesitan hombres y mujeres cuyas oraciones den al mundo el máximo poder de Dios; que hagan florecer sus promesas con resultados ricos y plenos. Dios está esperando escucharnos y nos desafía a que lo hagamos por medio de nuestras oraciones. Nos pide, hoy, como lo hizo con su antiguo Israel, que lo probemos ahora aquí”. Detrás de la Palabra de Dios está Dios mismo, y leemos: “Así dice el Señor, el Santo de Israel, su Hacedor: Preguntadme sobre lo que ha de venir y sobre mis hijos, y sobre la obra de mis manos, ordenadme”. Como si Dios se pusiera en las manos y a disposición de su pueblo que reza, como de hecho lo hace. El elemento dominante de toda oración es la fe, que es conspicua, cardinal y enfática. Sin esa fe es imposible agradar a Dios, e igualmente imposible orar”.

  Oracion san marcos de leon para amansar a un hombre

La oración y los hombres que oran – 02 de 16 – por E. M. Bounds

La oración es una fuerza poderosa, mucho más poderosa que todas las bombas del mundo. La “Oración de Acuerdo” es una fuerza potencial no utilizada por la iglesia hoy en día. La Biblia dice en Efesios 6:18 que debemos orar en el Espíritu en todo momento con toda clase de oración. Esto significa que hay diferentes tipos de oración, y la oración de acuerdo es una de ellas.

“Hay poder en la oración conjunta. El Deuteronomio dice del ejército de Dios que ‘un hombre (puede) perseguir a mil, o dos poner en fuga a diez mil’ (32:30). Hay un efecto multiplicador al estar juntos ante Dios. Fue la oración colectiva de Hechos 1:14 la que produjo el poder colectivo de Hechos 2:42-47. La oración colectiva produce el poder colectivo (Hechos 4:14-31)”.  Steve Meeks

Estar de acuerdo” significa estar en armonía; estar de acuerdo juntos; estar de acuerdo con. La oración de acuerdo simplemente significa estar de acuerdo con alguien en relación con cualquier asunto en la oración. El acuerdo es sinergia. El poder exponencial y sinérgico se desata a través de la Oración de Acuerdo.

  Oracion de la santa muerte para enamorar a un hombre

Estar de acuerdo es estar en unidad. Es permanecer como uno. La sinergia es causada por el poder de muchos. La oración de acuerdo produce un efecto mayor que la suma de nuestras partes individuales. Produce mayor poder que la oración individualista. La Biblia dice en Deuteronomio 32:30, “un hombre perseguirá a mil y dos pondrán en fuga a diez mil”.

El arma de la oración de EM Bounds – Capítulo 03 de 12

1. “Lo que la Iglesia necesita hoy en día no es más maquinaria o mejor, no nuevas organizaciones o más y novedosos métodos, sino hombres a los que el Espíritu Santo pueda utilizar – hombres de oración, hombres poderosos en la oración. El Espíritu Santo no fluye a través de métodos, sino a través de hombres. Él no viene sobre la maquinaria, sino sobre los hombres. No unge planes, sino hombres – hombres de oración”.

6. “Orar es lo más grande que podemos hacer: y para hacerlo bien debe haber calma, tiempo y deliberación; de lo contrario se degrada en lo más pequeño y mezquino. La verdadera oración tiene los mayores resultados para el bien; y la pobre, los menores. No podemos hacer demasiada oración verdadera; no podemos hacer demasiado poco de la falsa. Debemos aprender de nuevo el valor de la oración, entrar de nuevo en la escuela de la oración. No hay nada que requiera más tiempo para aprender. – El poder de la oración”.

8. “Lutero dijo: “Si no dedico dos horas a la oración cada mañana, el diablo obtiene la victoria durante el día. Tengo tantos asuntos que no puedo seguir adelante sin dedicar tres horas diarias a la oración”.

El Arma de la Oración por E. M. Bounds – Audio libro

“Creo que es imposible comprender todas las diferentes formas de oración sin una gran pureza de corazón y de alma. Hay tantas formas de oración como estados del alma. Una persona reza de una manera cuando está alegre y de otra cuando está agobiada por la tristeza o la sensación de desesperanza. Cuando uno está floreciendo espiritualmente, la oración es diferente de cuando está oprimido por la magnitud de sus luchas”. – Juan Casiano

  Los grandes heroes de la fe fueron hombres de oracion

“Por eso te pido: mantén una conversación continua con Dios sobre las cosas cotidianas de la vida, un poco como Tevye en El violinista en el tejado. Por ahora, no te preocupes por rezar “correctamente”, sólo habla con Dios”. – Richard J. Foster

“Un principiante debe considerarse a sí mismo como alguien que se dispone a hacer un jardín para el placer de su Señor, en un terreno muy poco fructífero en el que abundan las malas hierbas. Su majestad arrancará las malas hierbas y pondrá en su lugar buenas plantas. Consideremos que esto ya está hecho cuando el alma se decide a practicar la oración y ha comenzado a hacerlo”. – Santa Teresa de Ávila

“Hay variación en nuestra oración porque miramos hacia Dios desde diferentes puntos de vista. Nuestra situación cambia; nos desarrollamos y estamos sometidos a una serie de factores externos. Nuestra situación también puede cambiar porque elegimos deliberadamente buscar más en el misterio de Dios.” – Michael Casey

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad