Oracion a san pedro para que proteja a mi hijo

Oración a San Pablo

La Oración de la Sombra de San Pedro es muy poderosa y efectiva, porque te rodea para protegerte de todo lo malo que pueda estar afectando el desarrollo de tus potencialidades, si quieres averiguar de qué se trata, sigue leyendo este artículo, que el apóstol San Pedro te ayudará para que puedas vivir mejor.

A la sombra del gran apóstol del Señor, se le hace una oración con la esperanza de que haga milagros y nos dé su protección contra cualquier enfermedad o mal. Comienza pronunciando las siguientes palabras y, a continuación, reza un Padrenuestro y un Avemaría.

Oh hermoso Todopoderoso, permite que San Pedro me cubra con su sombra. Permite que me mantenga siempre protegido. Permite que el discípulo de tu hijo me dé la fuerza que necesito para vivir honradamente, sin miserias, sin peligros, siempre seguro, siempre confortado.

Esta es una oración maravillosa, a través de la cual se pide a este santo apóstol que nos cobije bajo su sombra y que con su intercesión tengamos los caminos abiertos para llevar una vida de gran fe. Recita las siguientes palabras y finalmente recuerda rezar un Padrenuestro y un Avemaría:

Oración de San Pedro pescador

Oh Espíritu Santo, te adoro. Tú eres el amor de Dios. Gracias por todas las bendiciones que me has dado. Ven y quédate en mi alma, que es tu templo, para purificar mi corazón y mi alma. Concédeme el don del conocimiento, el valor y la paciencia, para que pueda ser tu testigo en mi vida. Oh Espíritu Santo, ven a residir dentro de mi alma y enciende el fuego del amor de Dios dentro de mi corazón. AMÉN.

  Sello de la preciosa sangre para los hijos oracion proteccion

O’ Los ángeles de Dios, mi Ángel de la Guarda. Por el amor que Dios me tiene, os envía para que permanezcáis a mi lado. Por favor, quédate siempre conmigo, para iluminarme, protegerme y guiarme. O’ mi Ángel de la Guarda, por favor protégeme de todo mal y guíame hacia la vida santa.  AMÉN.

San José, lleno de bondad, te adoro porque eres el padre adoptivo de nuestro Señor Jesucristo y el cabeza de la Sagrada Familia, patrono de la Iglesia católica. Por favor, sé mi padre sagrado y guíame por el camino del Cielo. Mantenme a salvo como mantuviste a salvo a nuestro Señor Jesús. Sé el cabeza de nuestra familia y acércanos a Dios. Por favor bendice a mi padre con fuerza, intelecto y sigue siempre tus virtudes. AMÉN.

Breve oración a san pedro

La oración es comunión con Dios. Puede ser pública o personal, oral o silenciosa. Los Salmos son oraciones que cantamos; han formado parte de la oración comunitaria de la Iglesia desde sus primeros días. La oración es comunicación con un Dios que nos ama y desea relacionarse con nosotros.

Jesús nos enseña la importancia de la oración. Los evangelios registran diecisiete veces que Jesús se tomó un tiempo para orar. En las Escrituras, Jesús reza a menudo, por la mañana y por la noche. Reza durante los acontecimientos críticos de su vida y reza antes de atender a los necesitados. Jesús es un modelo de oración para nosotros.

  Oracion he aqui yo te cuido que eres mi hijo

Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, y perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Amén.

Dios mío, de todo corazón me arrepiento de mis pecados. Al elegir hacer el mal y no hacer el bien, he pecado contra ti, a quien debo amar sobre todas las cosas. Me propongo firmemente, con tu ayuda, hacer penitencia, no pecar más y evitar todo lo que me lleve a pecar. Nuestro Salvador Jesucristo sufrió y murió por nosotros. En su nombre, Dios mío, ten piedad.

Fiesta de San Pedro y San Pablo

“Por tanto, ya que estamos rodeados de una nube tan grande de testigos, despojémonos también nosotros de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con perseverancia la carrera que tenemos por delante…” Hebreos 12:1

Cuando rezas el Ave María o la Coronilla de la Divina Misericordia, ¿sabías que estás rezando con los Santos? María, Reina de Todos los Santos, y Santa Faustina, para ser exactos. Cuando invocamos a los venerados para que nos apoyen en nuestra oración o recitamos sus palabras para acercarnos más a Dios, participamos en la comunión de los fieles en el Cielo; nuestro reino terrenal se desplaza más allá de sí mismo para experimentar el del reino santo de lo alto.

Como cristianos, creemos que nuestra vocación es llegar a ser santos. La USCCB explica que los santos son personas en el cielo que vivieron vidas virtuosas, heroicas y desinteresadas o sufrieron el martirio por causa de nuestra fe.

  Oracion de de la sangre preciisa proteccion de los hijos

Sin embargo, lo más importante es entender que los santos vivieron sus vidas terrenales por amor a sus comunidades, algunos en el servicio, otros en la oración y otros en el martirio. Este amor por sus comunidades no termina al final de sus vidas terrenales. Al contrario, es eterno.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad