Menú Cerrar

Familias

LA FAMILIA es ordenada por Dios. El matrimonio entre el hombre y la mujer es esencial para Su plan eterno. Los hijos merecen nacer dentro de los lazos del matrimonio y ser criados por un padre y una madre que honran sus votos matrimoniales con completa fidelidad. La felicidad en la vida familiar tiene mayor probabilidad de lograrse cuando se basa en las enseñanzas del Señor Jesucristo. Los matrimonios y las familias que logran tener éxito se establecen y se mantienen sobre los principios de la fe, de la oración, del arrepentimiento, del perdón, del respeto, del amor, de la compasión, del trabajo y de las actividades recreativas edificantes. Por designio divino, el padre debe presidir la familia con amor y rectitud y es responsable de proveer las cosas necesarias de la vida para su familia y de proporcionarle protección. La madre es principalmente responsable del cuidado de sus hijos. En estas sagradas responsabilidades, el padre y la madre, como compañeros iguales, están obligados a ayudarse el uno al otro. La discapacidad, la muerte u otras circunstancias pueden requerir una adaptación individual. Otros familiares deben brindar apoyo cuando sea necesario.”

La Familia: Una Proclamación para el Mundo


ÍNDICE

Vida Familiar Matrimonio
  1. La Familia: Una Proclamación para el Mundo
  1. El matrimonio es esencial para Su plan eterno
  2. Vídeo: El matrimonio y el divorcio
  3. Vídeo: Las 4 verdades de la tía Wendy sobre el amor y el matrimonio
Paternidad Recursos
  1. Lo más difícil del mundo: ser buenos padres
  2. Padre, Vuelve A Tu Hogar
Print Friendly, PDF & Email