Oracion iniciacial para estar frente al santisimo ofreciendo el misterio

Novatadas Phi mu

La oración es una invocación o acto que busca activar una relación con un objeto de culto a través de una comunicación deliberada. En sentido estricto, el término se refiere a un acto de súplica o intercesión dirigido a una deidad o a un antepasado divinizado. En términos más generales, la oración también puede tener como objetivo el agradecimiento o la alabanza, y en la religión comparada se asocia estrechamente con formas más abstractas de meditación y con amuletos o hechizos[1].

La oración puede adoptar diversas formas: puede formar parte de una liturgia o un ritual establecido, y puede realizarse en solitario o en grupo. La oración puede adoptar la forma de un himno, un encantamiento, una declaración formal de credo o una expresión espontánea en la persona que reza.

El acto de la oración está atestiguado en fuentes escritas desde hace 5000 años. Hoy en día, la mayoría de las religiones principales incluyen la oración de una forma u otra; algunas ritualizan el acto, exigiendo una secuencia estricta de acciones o restringiendo quién puede rezar, mientras que otras enseñan que la oración puede ser practicada espontáneamente por cualquier persona en cualquier momento.

Celebración de la bendición del agua y el fuego

13. Cuando, debido a las dificultades que puedan surgir, no se enciende el fuego, la bendición del fuego se adapta a las circunstancias. Cuando el pueblo está reunido en la iglesia, como en otras ocasiones, el sacerdote se acerca a la puerta de la iglesia, junto con los ministros que llevan el cirio pascual. El pueblo, en la medida de lo posible, se vuelve hacia el Sacerdote; el saludo y el discurso se realizan como en el número 9; luego se bendice el fuego y se prepara el cirio, como en los números 10-12.

  Oraciones de ser o estar en ingles en tiempo presente

14. El Sacerdote enciende el cirio pascual del fuego nuevo, diciendo: Que la luz de Cristo que se levanta en la gloria disipe las tinieblas de nuestros corazones y de nuestras mentes.En cuanto a los elementos anteriores, las Conferencias Episcopales pueden establecer también otras formas más adaptadas a la cultura de los diferentes pueblos.

15. Una vez encendida la vela, uno de los ministros toma carbones encendidos del fuego y los coloca en el incensario, y el Sacerdote pone en él el incienso en la forma habitual. El Diácono o, si no hay Diácono, otro ministro adecuado, toma el cirio pascual y se forma una procesión. El incensario con el incensario humeante precede al Diácono u otro ministro que lleva el cirio pascual. Tras ellos va el sacerdote con los ministros y el pueblo, todos con velas no encendidas en la mano. En la puerta de la iglesia, el diácono, de pie y levantando el cirio, canta: La luz de Cristo, y todos responden: Gracias a Dios. El diácono avanza hasta el centro de la iglesia y, de pie y levantando el cirio, canta por segunda vez: “La luz de Cristo”, y todos responden: “Gracias a Dios”. Cuando el diácono llega al altar, se coloca de frente al pueblo, levanta el cirio y canta por tercera vez: “La luz de Cristo”, a lo que todos responden: “Gracias a Dios”. Luego, el diácono coloca el cirio pascual en un gran candelabro preparado junto al ambón o en el centro del santuario, y las luces se encienden en toda la iglesia, excepto los cirios del altar.

Lavado de pies de los apóstoles

A este lado del Cielo, es imposible que nuestras mentes humanas comprendan plenamente la naturaleza infinita y asombrosa de Dios. Sin embargo, en la Biblia, Él ha compartido suficientes verdades sobre sí mismo para atraernos a la fe y la adoración.

  Oracion para el ladron sufra y no pueda estar tranquilo

El nombre del ser independiente y completo en sí mismo – “YO SOY EL QUE SOY”- sólo pertenece a Jehová Dios. Nuestra respuesta adecuada a Él es postrarnos en temor y admiración ante Aquel que posee toda la autoridad. Éxodo 3:13-15

Dios es todopoderoso. Él creó todas las cosas, y todas las cosas -cada célula, cada aliento, cada pensamiento- son sostenidas por Él. Nada es demasiado difícil para Él. Jeremías 32:17-18; Jeremías 32:26-27

“El Dios que provee”. Así como proveyó ayer, proveerá hoy y mañana. Él concede la liberación del pecado, el aceite de la alegría para las cenizas del dolor, y la ciudadanía eterna en Su Reino para todos los adoptados en Su casa. Génesis 22:9-14

“El Dios de la paz”. Estamos destinados a conocer la plenitud de la paz perfecta de Dios, su “shalom”. La paz de Dios supera el entendimiento y nos sostiene en los momentos difíciles. Es el producto de ser plenamente lo que fuimos creados para ser. Jueces 6:16-24

Ritual de iniciación de Phi mu

“Conmemorando a nuestra santísima, purísima, bendita y gloriosa Señora, la Theotokos y Siempre Virgen María con todos los santos, encomendémonos a nosotros mismos y entre nosotros y a toda nuestra vida a Cristo nuestro Dios”.    El diácono entona la oración ante el icono de la Madre de Dios.

San Juan Pablo II tenía una especial afinidad con la diversidad de la Iglesia católica.    Hablaba de dos pulmones de la Iglesia, Oriente y Occidente.    El Oeste representaba la Iglesia católica de rito latino y el Este comprendía diferentes iglesias denominadas colectivamente Iglesias católicas orientales.      Toda la Iglesia Católica es como un árbol genealógico en muchos sentidos, pero unido por una herencia histórica común, una fe común y los mismos sacramentos válidos.     Todas las diversas Iglesias de la Iglesia Católica se encargan de mantener la riqueza de sus propias expresiones de fe y teología en beneficio de todos.      Cada una de ellas sigue uno de los seis ritos o formas litúrgicas diferentes.¹ Además, entre las Iglesias católicas orientales hay 23 Iglesias particulares o sui iuris diferentes con sus propias tradiciones culturales y su patrimonio formado a partir de sus raíces geográficas e históricas.    Sui iuris significa autónomo o autogobernado, sin embargo, estas iglesias, como iglesias católicas, están en comunión entre sí y con el Papa de Roma.

  Oraciones de dios te prestare tus padres por un tiempo
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad