Donde esta el oraculo de delfos

Templo de Apolo

El santuario panhelénico de Delfos, donde hablaba el oráculo de Apolo, era el lugar del omphalos, el “ombligo del mundo”. Integrada armoniosamente en el soberbio paisaje y cargada de significado sagrado, Delfos era en el siglo VI a.C. el centro religioso y símbolo de unidad del antiguo mundo griego.

Знаменитое на всю Древню Грецию святилище в Дельфах, где вещал оракул Аполлона, было местом нахождения “омфалоса” – “пупа земли”. Дельфы, гармонично вписанные в великолепный ландшафт, в VI в. до н.э. были важнейшим религиозным центром и символом единства всего древнегреческого мира.

En este santuario panhelénico, en el que hablaba el oráculo de Apolo, se hallaba el ónfalo (“ombligo del mundo”). En perfecta armonía con el sobrio paisaje natural circundante e impregnado de significación sagrada, Delfos era en el siglo VI a.C. el centro religioso del mundo griego y el símbolo de su unidad.

El santuario panhelénico de Delfos -donde hablaba el oráculo de Apolo- era el lugar del omphalos, el “ombligo del mundo”. Delfos fue el centro religioso y símbolo de la unidad del antiguo mundo griego en el siglo VI a.C. Delfos se funde armoniosamente con el bello paisaje, que contiene varios monumentos. Algunos de los más importantes son: el templo de Apolo, el tesoro de los atenienses, el altar de los Chiotes, la stoa de los atenienses, el teatro, el estadio, un pozo Castaliano (restos de dos fuentes monumentales), Tholos y la muralla poligonal.

Oráculo de Apolo en Delfos

Para los antiguos griegos, Delfos era el centro del mundo: un lugar sagrado para el dios Apolo, donde todos los griegos se unían para rendirle culto. Pero en su corazón había un lugar oscuro y extraño: el misterioso santuario donde profetizaba la sacerdotisa de Apolo.

  No corras si el piso esta mojado es una oracion

La sacerdotisa, llamada la Pitia, se sentaba sobre una sima en la tierra, que exhalaba vapores. Respiraba profundamente -algunos creen que los vapores poseían propiedades alucinógenas- y caía en la semiinconsciencia. Sus profecías eran opacas, a menudo frenéticas. Era el Oráculo de Delfos: la ventana más famosa y temida de los griegos para conocer la voluntad de los dioses. Se hallaba en “una caverna excavada en las profundidades” de la ladera, como relató el historiador Estrabón, bajo el gran templo de Apolo.

En la actualidad, las ruinas del templo se encuentran en la ladera del monte Parnaso. Fue destruido por el emperador Teodosio I, en el año 390 de la era cristiana, en un intento de erradicar las antiguas creencias paganas. Quedan pocos vestigios del Oráculo, pero el lugar sigue siendo espeluznante: la niebla se adhiere a las colinas y casi se pueden oír los fantasmas de Creso, Nerón y Alejandro.

Acrópolis de Atenas

La Sibila de Delfos de Miguel Ángel (1508-1512), detalle de la bóveda del Museo Vaticano. La Sibila de Delfos de Miguel Ángel en un trono de mármol, sosteniendo un pergamino, pero girando a la derecha para mirar intensamente en la dirección opuesta.

El Oráculo de Delfos era un antiguo santuario en la Grecia continental, un santuario de culto al dios Apolo donde, durante más de 1.000 años, la gente podía consultar a los dioses. Una vidente conocida como Pitia era la especialista religiosa de Delfos, una sacerdotisa/chamana que permitía a los suplicantes comprender su peligroso y desordenado mundo con la ayuda directa de un guía celestial y legislador.

  Niestras oraciones no llegan si estamos mal con la esposa

El relato más antiguo que se conserva sobre la fundación del oráculo de Delfos se encuentra en la sección pitónica del “Himno homérico a Apolo”, escrito probablemente en el siglo VI a.C.. El relato cuenta que una de las primeras tareas del recién nacido dios Apolo fue levantar su santuario oracular.

En su búsqueda, Apolo se detuvo primero en Telphousa, cerca de Haliartos, pero la ninfa del lugar no quiso compartir su manantial y, en su lugar, instó a Apolo a dirigirse al monte Parnassos. Allí, Apolo encontró el lugar para el futuro oráculo de Delfos, pero estaba custodiado por un temible dragón llamado Pitón. Apolo mató al dragón y regresó a Telfosa, castigando a la ninfa por no advertirle sobre Pitón y subordinando su culto al de ella.

Profecías del Oráculo de Delfos

Delfos (/ˈdɛlfaɪ, ˈdɛlfi/;[1] griego: Δελφοί [ðelˈfi]),[a] en la leyenda llamado anteriormente Pytho (Πυθώ), en la antigüedad era un recinto sagrado que servía de sede a Pitia, el oráculo mayor al que se consultaba sobre decisiones importantes en todo el mundo clásico antiguo. El oráculo tenía sus orígenes en la prehistoria y adquirió un carácter internacional, además de fomentar sentimientos de nacionalidad griega, aunque la nación de Grecia estuviera a siglos de realizarse. Los antiguos griegos consideraban que el centro del mundo estaba en Delfos, marcado por el monumento de piedra conocido como el omphalos (ombligo). El recinto sagrado de Ge o Gea se encontraba en la región de Fócida, pero su gestión había sido arrebatada a los focianos, que intentaban extorsionar a sus visitantes, y se había puesto en manos de una anfictionía, o comité de personas elegidas principalmente de Grecia Central. Según la Suda, Delfos tomó su nombre de Delfina, la serpiente (drakaina) que vivía allí y fue asesinada por el dios Apolo (según otros relatos, la serpiente era la serpiente macho (drakon) Pitón)[5][6].

  Cual oracion esta escrita de manera correcta a debemos recetar
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad