Oracion a san judas tadeo para orar por un enfermo

Oración diaria a San Judas

Los colores son de uso antiguo: el naranja está tomado de la tierra y es muy común en las obras de iconos; el verde de las plantas de la tierra y un símbolo evidente de esperanza. La hierba sobre la que camina San Judas es clara porque las malas hierbas no crecen por donde caminan los santos; las pinceladas de detrás representan las flores.

San Judas se inclina hacia delante extendiendo la mano, un gesto que señala nuestra vocación común de seguir al Señor; su mano extendida también representa la esperanza que ofrece a los desanimados y oprimidos. Sus hombros están encorvados porque carga con las necesidades de muchos.

Lleva un bastón de pastor (no el garrote habitual) porque el artista quiso destacar su papel como uno de los doce apóstoles. Sus ojos están llenos de compasión y, como tantos otros iconos, miran más allá de nosotros, llevándonos a la unión eterna con la Trinidad.

Laminado de acción de gracias de san judas

San Judas fue uno de los apóstoles originales y también es conocido como Tadeo. Es el autor de la epístola canónica y se describe a sí mismo como Judas, siervo de Jesucristo y hermano de Santiago el Menor. El término podría significar también “hermanos del Señor” describiendo su cercanía con JesúsLa epístola de su autoría está dirigida a las Iglesias de Oriente, en particular a los judíos conversos.Oración de San Judas

Santísimo Apóstol, San Judas, fiel servidor y amigo de Jesús, la Iglesia te honra y te invoca universalmente, como patrón de los casos difíciles, de las cosas casi desesperadas, Ruega por mí, que estoy tan desamparado y solo.  Intercede ante Dios por mí para que traiga una ayuda visible y rápida allí donde la ayuda es casi desesperada. Venid a socorrerme en esta gran necesidad para que reciba el consuelo y la ayuda del cielo en todas mis necesidades, tribulaciones y sufrimientos, particularmente

y para que pueda alabar a Dios contigo y con todos los santos por siempre. Prometo, oh bendito San Judas, tener siempre presente este gran favor que Dios me ha concedido y honrarte siempre como mi especial y poderoso patrón, y fomentar con gratitud la devoción hacia ti.

Oración a San Antonio

Santísimo Apóstol, San Judas, patrón de las causas imposibles, me pongo a tu cuidado. Con ferviente confianza, busco tu celestial intercesión. Ruega por mí en mis momentos de necesidad. Ayúdame a darme cuenta cada día de que no estoy solo cuando me enfrento a la enfermedad, el sufrimiento o el dolor.

Ayúdame ahora, querido San Judas, a pedir a Dios Todopoderoso que me dé fuerza cuando esté en apuros, valor para superar mis ansiedades y el don de una completa curación de la mente y el cuerpo. Pide a nuestro Amado Señor que profundice mi fe y mi firme convicción en su poder de curación, y que me bendiga con las gracias necesarias para aceptar lo que sea que nos espera a mí y a mis seres queridos.

Oración de la novena de San Judas 9 días pdf

En la iglesia católica, San Judas Tadeo es el patrón de las situaciones desesperadas, de los casos sin esperanza y de las causas perdidas. Por eso, cuando te sientas abatido y te rindas, busca las intercesiones de San Judas en la oración y la novena.

San Judas, santísimo apóstol, amigo y fiel servidor de Jesucristo, la Iglesia te honra y te invoca siempre como patrón de las situaciones desesperadas, de los casos sin esperanza y de las causas perdidas. Por favor, reza por mí, pues estoy muy necesitado de tu ayuda.

San Judas, ven en mi ayuda en este momento de necesidad para que pueda recibir asistencia y consuelos del cielo para todas mis necesidades, sufrimientos, necesidades, tribulaciones, y en particular, (indica tu petición).

Mi vida en este momento está llena de dificultades, penas y tribulaciones y los caminos por los que camino están llenos de espinas afiladas. Cuando camino, apenas pasa un momento sin sufrir los dolores de las espinas punzantes.

Oh San Judas, ruega por mí para que crezca en la fe, la esperanza y el amor y en la gracia de Jesucristo. Ruega por estas intenciones, pero sobre todo ruega para que me una a ti en el cielo con Dios por toda la eternidad. Amén.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad