Oraciones para que regrese el ser amado en tres dias

7 días de oración por los muertos

“El sentido cristiano de la muerte se revela a la luz del Misterio Pascual de la Muerte y Resurrección de Cristo, en quien reside nuestra única esperanza. El cristiano que muere en Cristo Jesús está “lejos del cuerpo y en casa con el Señor” (2 Cor 5,8)”.

Las siguientes oraciones pueden recitarse con el moribundo, alternando con momentos de silencio. A veces, la misma oración debe repetirse muchas veces. También son apropiados el Padre Nuestro, el Ave María y el Gloria. Se puede firmar al moribundo en la frente con la cruz, como se hacía en el bautismo.

Cuando la familia se reúne por primera vez en torno al cuerpo, antes o después de prepararlo para el entierro, se pueden utilizar todas o algunas de las siguientes oraciones. Es muy conveniente que, cuando sea posible, los familiares participen en la preparación del cuerpo para la sepultura.

¿Cómo se reza para que alguien vuelva?

Oración para que vuelva alguien que te importa

Te pido, Señor, que me ayudes a devolver a mi persona más preciada a la que quiero profundamente. Se fue, y ahora mi único sueño es devolver a mi especial de vuelta. Te pido ayuda para salvar nuestra relación. Amén.

¿Cuáles son las 3 oraciones poderosas?

La oración de protección. La oración de transformación. La oración de restauración.

La oración milagrosa de 3 días nunca ha fallado

Se suele decir: “Lo creeré cuando lo vea”. Pero Ignacio de Loyola invierte el dicho: “Cuando lo crea, lo veré”. Observó que nuestra visión controla en gran medida nuestra percepción. Si pensamos que el mundo es un lugar sombrío, lleno de gente malvada, codiciosa y egoísta que no tiene amor por Dios ni por los demás, eso es lo que veremos cuando miremos a nuestro alrededor. Si pensamos que nuestro mundo está lleno de bondad y oportunidades, un lugar que Dios ha creado, sostiene y ama, eso es lo que encontraremos. Ignacio pensaba que la visión correcta está en el corazón de nuestra relación con Dios.

La visión ignaciana está contenida en los Ejercicios Espirituales, el libro que Ignacio de Loyola reunió para ayudar a las personas a entrar en una relación más íntima con Dios. La espiritualidad ignaciana fluye de los Ejercicios Espirituales. La esencia de la visión ignaciana está contenida en una reflexión al principio de los Ejercicios llamada Principio y Fundamento.

Como resultado, mostramos reverencia por todos los dones de la creación y colaboramos con Dios en su uso, de modo que siendo buenos administradores nos desarrollamos como personas amorosas en nuestro cuidado del mundo de Dios y su desarrollo. Pero si abusamos de alguno de estos dones de la creación o, por el contrario, los tomamos como el centro de nuestra vida, rompemos nuestra relación con Dios e impedimos nuestro crecimiento como personas amorosas.

Oración por los seres queridos fallecidos

Esta oración se encontró en el año 50 de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo. En 1505 fue enviada por el Papa al emperador Carlos cuando iba a la batalla. Quien lea esta oración o la escuche o la tenga cerca, nunca morirá de muerte súbita, ni se ahogará, ni le hará efecto el veneno, ni caerá en manos del enemigo, ni se quemará en ningún fuego, ni será vencido en la batalla. Nunca se ha sabido que falle, así que asegúrate de que realmente quieres lo que pides. Amén

Oh, San José, ayúdame con tu poderosa intercesión, y obtén para mí de tu divino Hijo todas las bendiciones espirituales, por Jesucristo, nuestro Señor. Para que, habiéndome comprometido aquí bajo tu poder celestial, pueda ofrecer mi acción de gracias y mi homenaje al más amoroso de los Padres.

Oh, San José, nunca me canso de contemplarte, y a Jesús dormido en tus brazos; no me atrevo a acercarme mientras Él reposa cerca de tu corazón. Apriétalo en mi nombre y besa su fina cabeza por mí, y pídele que me devuelva el beso cuando exhale mi último aliento.  San José, Patrón de las almas que parten – Ruega por mí.

Poderosa oración al sagrado corazón de jesús

Tú nos diste la vida, y también nos das el don de la alegría infinita. Dame la fuerza para avanzar en el camino que me has trazado. Guíame hacia una mejor salud, y dame la sabiduría para identificar a quienes has puesto a mi alrededor para ayudarme a mejorar.

Dios bondadoso, te invoco en este momento de manera especial. Es a través de tu poder que fui creado. Cada aliento que tomo, cada mañana que me despierto, y cada momento de cada hora, vivo bajo tu poder. Te pido ahora que me toques con ese mismo poder. Porque si me creaste de la nada, ciertamente puedes recrearme. Lléname con el poder curativo de tu espíritu. Echa fuera todo lo que no debería estar en mí. Arregla lo que está roto. Desarraiga cualquier célula improductiva. Abre cualquier arteria o vena bloqueada y reconstruye cualquier zona dañada. Elimina toda inflamación y limpia cualquier infección. Deja que el calor de tu amor sanador pase a través de mi cuerpo para hacer nueva cualquier área insana para que mi cuerpo funcione de la manera que tú creaste para que funcionara.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad