Oracion de santo tomas de aquino para despues de comulgar

La oración de Santo Tomás de Aquino antes del estudio pdf

Todos los creyentes, vivos y muertos, forman parte de la Comunión de los Santos. El Catecismo dice: “Creemos en la comunión de todos los fieles de Cristo, de los que peregrinan en la tierra, de los muertos que se purifican y de los bienaventurados del cielo, formando todos juntos una sola Iglesia; y creemos que en esta comunión, el amor misericordioso de Dios y de sus santos está siempre [atento] a nuestras oraciones” (CIC 962).

En la Escritura, Pablo dirige muchas de sus cartas a las distintas comunidades locales bajo el título de “santos”:” Romanos, 1 y 2 Corintios, Efesios, etc. El término “santos” se aplicaba también a aquellos a quienes los cristianos servían. En 1 Corintios leemos que Pablo hizo una colecta en Corinto para socorrer a los santos de Jerusalén.

Pablo también habla de la comunión de los santos en el sentido de que cada uno de nosotros participa por el bautismo en el único Cuerpo de Cristo. En su carta a los Romanos, Pablo nos dice: “Porque así como en un solo cuerpo tenemos muchas partes, y no todas las partes tienen la misma función, así nosotros, aunque somos muchos, somos un solo cuerpo en Cristo, y cada uno es parte del otro. Ya que tenemos dones que difieren según la gracia que se nos ha dado” (Romanos 12:4-6).

¿Qué oración se reza después de recibir la comunión?

Envía tu Espíritu Santo para que, habiendo recibido con mi boca el santo Sacramento, obtenga por la fe y goce eternamente de tu divina gracia, el perdón de los pecados, la unidad con Cristo y la vida eterna; por Jesucristo, mi Señor. Amén.

  Oracion despues de la comunion de san ignacio de loyola

¿Qué oraciones rezas antes y después de la comunión?

Que la comunión de tus Santos Misterios no sea ni para mi juicio, ni para mi condena, oh Señor, sino para la curación del alma y del cuerpo. Amén. DESPUÉS DE RECIBIR LA SANTA COMUNIÓN: Te doy gracias, Señor, Dios mío, porque no me has rechazado a mí, que soy un pecador, sino que me has hecho digno de participar en tus cosas santas.

Oración de Santo Tomás de Aquino antes del trabajo

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “La acción de gracias después de la comunión” – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (agosto de 2016) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

La acción de gracias después de la comunión es una práctica espiritual entre los cristianos que creen en la Presencia Real de Jesucristo en el pan de la comunión, manteniéndose en oración durante algún tiempo para dar gracias a Dios y especialmente escuchando en su corazón la guía de su invitado divino. Esta práctica fue y es altamente recomendada por santos, teólogos y Doctores de la Iglesia.

En Juan 6:51, se cita a Jesús diciendo: “Yo soy el pan vivo que bajó del cielo; el que coma este pan vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo”. Según la doctrina católica, el pan se transubstancia en el “Cuerpo y Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo”. Lo mismo ocurre con el vino, que según la doctrina católica es también “el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Jesucristo”.

  Oraciones en presente simple negativas y despues positivas en ingles

Oración de Santo Tomás de Aquino Concédeme, Señor, el poder de la palabra.

Curioso, Fray Domingo de Caserta comenzó a observar a un monje que diariamente pasaba por el monasterio a una hora muy peculiar. Antes de los Maitines -por lo tanto, en las primeras horas después de la medianoche- se escabullía silenciosamente de su celda y regresaba justo cuando sonaba la campana para la oración, para no ser visto.

Decidido a descubrir la razón de esta “escapada”, el celoso fraile siguió una vez al “transgresor”: bajaron las escaleras, cruzaron un pasillo y finalmente llegaron a la capilla de San Nicolás, donde el monje entró. Como permaneció dentro durante mucho tiempo, fray Caserta decidió entrar y lo encontró en oración, ¡suspendido en el aire! Además, oyó una voz muy clara que salía del crucifijo: “Has escrito bien de mí, Tomás. ¿Qué recompensa quieres por tus trabajos?”. A lo que el religioso respondió cándida y sencillamente: “¡Sólo a Ti, Señor!”1

Sí, este ardiente monje fue uno de los genios más extraordinarios de la historia: Santo Tomás de Aquino, del que todo el mundo sabe que fue un erudito, teólogo y filósofo, pero del que muchos olvidan que fue un gran Santo. La intención de este artículo es precisamente señalar un aspecto importante de su alma: su piedad, especialmente su devoción eucarística, el sólido fundamento sobre el que basó su vida y su obra.

Oración de Santo Tomás de Aquino para los estudiantes

Cuando pensamos en la Orden de los sacerdotes, hermanos y hermanas dominicos, pensamos principalmente en teólogos, profesores y trabajadores sociales. Reconocemos a los dominicos como una comunidad muy respetada que realiza un gran trabajo para Jesucristo en sus ministerios.

No eran tan respetados en los días de Santo Tomás de Aquino. Tomás era miembro de una de las familias aristocráticas más importantes de Italia. A su familia no le importó que tuviera vocación religiosa, lo colocaron en la comunidad benedictina de Monte Cassino a la edad de cinco años. Con sus contactos políticos, pensaban que un día llegaría a ser abad. Este era un puesto muy prestigioso en aquella época.

  Oracion despues de la comunion de san ignacio de loyola

En cambio, Tomás quería ser dominico. En esa época, tanto los dominicos como los franciscanos eran comunidades nuevas que predicaban y ejercían su ministerio en las ciudades, dependiendo de las contribuciones diarias para sus necesidades. En la mente de la familia de Tomás, sería como si se uniera a un grupo marginal sin ningún prestigio social.

Y así resultó ser. Santo Tomás se convirtió en un prolífico autor y profesor, siendo sus obras más importantes la Suma Teológica , un resumen de la fe católica, y la Suma Contra Gentiles, un manual para que los misioneros explicaran la fe a los incrédulos. Tomás fue tan prolífico que, en un momento dado, tenía tres secretarios que transcribían simultáneamente sus notas mientras él hablaba.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad