Puerta del oraculo de delfos

Delphi apollo

La Sibila de Delfos de Miguel Ángel (1508-1512), detalle de la bóveda del Museo Vaticano. La Sibila de Delfos de Miguel Ángel en un trono de mármol, sosteniendo un pergamino, pero girando a la derecha para mirar intensamente en la dirección opuesta.

El Oráculo de Delfos era un antiguo santuario en la Grecia continental, un santuario de culto al dios Apolo donde, durante más de 1.000 años, se podía consultar a los dioses. Una vidente conocida como Pitia era la especialista religiosa de Delfos, una sacerdotisa/chamán que permitía a los suplicantes comprender su peligroso y desordenado mundo con la ayuda directa de un guía celestial y legislador.

El relato más antiguo que se conserva sobre la fundación del oráculo de Delfos se encuentra en la sección pitánica del “Himno homérico a Apolo”, escrito probablemente en el siglo VI a.C. El relato dice que una de las primeras tareas del recién nacido dios Apolo fue instalar su santuario oracular.

En su búsqueda, Apolo se detuvo primero en Telphousa, cerca de Haliartos, pero la ninfa del lugar no quiso compartir su manantial y, en cambio, instó a Apolo a dirigirse al monte Parnassos. Allí, Apolo encontró el lugar para el futuro oráculo de Delfos, pero estaba custodiado por un temible dragón llamado Pitón. Apolo mató al dragón y luego regresó a Telphousa, castigando a la ninfa por no haberle advertido sobre Pitón, subordinando su culto al suyo.

El oráculo de Delfos

Por Redlands Daily Facts | redlands@dfmdev.com | 8 de abril de 2015 a las 9:11 p.m.Fue en su momento uno de los santuarios más sagrados del mundo, y fue consultado por reyes, generales y emperadores. Acumulaba tesoros, que de vez en cuando eran saqueados, pero a menudo se restablecían. Allí se podían ver obras de teatro, ejercitarse en un gimnasio, contemplar bosques de estatuas y, sobre todo, aprender lo que el futuro podría depararle.

  Para que servia el oraculo de delfos

Tanto los arqueólogos modernos como los antiguos griegos pensaban que el santuario había estado allí desde los primeros tiempos, posiblemente desde el siglo XII a.C., o el mismo periodo de la supuesta guerra de Troya. Los mitos griegos afirmaban que el rey de los dioses, Zeus, para determinar el centro del mundo, soltaba águilas desde los dos extremos del mundo. El lugar en el que las aves cruzaban sus trayectorias de vuelo era sobre Delfos, por lo que lo llamaron el omphalos, u ombligo del mundo.

Originalmente, el santuario estaba dedicado a la antigua diosa madre Gea. Ella tuvo un hijo, una serpiente llamada Pitón, que aterrorizaba a los aldeanos locales. Estos clamaron al gran dios Apolo, que era un maestro arquero, que mató a la Pitón.

Pythia

Guía Wiki de God of War: AscensionPor Bob, Vampire_Damian, Jared, +15,2k másCambio de estadoEl Templo de Delfosactualizado el 18 de marzo de 2013CargaJuegaEntra por las puertas y te atacará un Cerbero. Ten cuidado con sus ataques de área y esquiva cuando esté cargando. Una vez que él y sus engendros estén muertos, ve a los lados para conseguir los cofres de orbes rojos, y luego tira de la rampa hacia atrás con el punto de agarre.

  Importancia del oraculo de delfos

AnunciadorSube y ve hacia la izquierda para encontrar un extraño “Rayo de Medusa”. Esto aparentemente convierte todo en piedra o algo así, es algo vago. Una vez que todo sea piedra, corre todo el camino por la pasarela para golpear la puerta y conseguir un Ojo de Gorgona y una Pluma de Fénix.

LoadingPlayNow, entra en la viga de nuevo, y derriba la gran puerta que está al frente y en el centro. Continúa hacia adelante y abre la puerta para ver una escena de corte. Ahora puedes ir por dos caminos, hacia arriba y a la izquierda y hacia arriba y a la derecha. Primero, entra en el Rayo de Medusa, luego corre hacia la derecha y derriba la puerta. Si avanzas, aparecerán enemigos, así que mátalos para abrir las habitaciones laterales. La habitación del fondo tiene un cofre con un orbe rojo, así que cógelo. En el pasillo, hay una estatua que puedes mover, así que empújala hasta la habitación delantera.

Conócete a ti mismo

Las máximas de Delfos son un conjunto de máximas inscritas en el templo de Apolo en Delfos. Originalmente, se decía que habían sido pronunciadas por el oráculo del dios griego Apolo en Delfos, Pitia, y por lo tanto se atribuían a Apolo[1]. El doxógrafo del siglo III Diógenes Laercio las atribuyó a los Siete Sabios de Grecia[2], al igual que el erudito del siglo V, Estobeo[3]. [Sin embargo, los estudiosos contemporáneos sostienen que su autoría original es incierta y que “lo más probable es que se trate de proverbios populares, que más tarde tendieron a atribuirse a determinados sabios”[4]. El educador romano Quintiliano sostenía que los estudiantes debían copiar esos aforismos con frecuencia para mejorar su núcleo moral[5]. Quizá la más famosa de estas máximas sea “conócete a ti mismo”, que fue la primera de las tres máximas esculpidas sobre la entrada del Templo de Apolo en Delfos.

  3 sentencias del oraculo de delfos

Los preceptos fueron colocados por un griego llamado Clearco, que puede o no haber sido Clearco de Soli, el discípulo de Aristóteles,[10] quien, según la misma inscripción, los había copiado de Delfos:

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad