Oración a la virgen de guadalupe pidiendo ayuda y protección

Oración a la Virgen para pedir protección contra el coronavirus

Si es la voluntad de Dios, pido en este día que el don de la curación de todas las formas de cáncer sea concedido a (nombre). Consuélale en los momentos de angustia, dolor, confusión y desesperación. Pide a nuestro bondadoso Salvador que le conceda salud física, paz interior y paciencia en el sufrimiento.

Madre de Jesús, sé nuestra protectora y defensora contra todo lo que sea dañino o malo. Lleva nuestras necesidades ante Dios Todopoderoso, para que seamos rodeados por los Santos Ángeles de Dios, y danos la gracia de vencer todo peligro y superar todo lo que amenace nuestra salud y bienestar.

Sé para nosotros luz en tiempos de oscuridad, fuerza cuando somos débiles, sabiduría en nuestra confusión, curación en tiempos de enfermedad, y valor para trabajar a través de los problemas y dificultades de la vida. Danos alegría cuando estemos tristes, pan para saciar nuestra hambre y vida eterna para vencer el poder de la muerte.

Madre bendita, a través de los innumerables milagros atribuidos a tu intercesión, has puesto de manifiesto un corazón generoso y compasivo y un gran amor por los enfermos. Acompáñame en este tiempo de mala salud, y acompáñame mientras afronto la enfermedad y la dolencia. Ayúdame a experimentar el poder sanador de Dios a través de tus oraciones y de las mías.

ORACIONES A NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE

Nuestra Señora de Guadalupe, Rosa Mística, intercede por la Santa Iglesia, protege al Sumo Pontífice, socorre a todos los que te invocan en sus necesidades, y ya que eres la siempre Virgen María, y Madre del Dios Verdadero, alcánzanos de tu Hijo Santísimo la gracia de conservar la fe, de la dulce esperanza en medio de las amarguras de la vida, de la ardiente caridad, y el don precioso de la perseverancia final. Amén.

  Oracion para las plagas padre teo ayudanos en la batalla

Oh Virgen de Guadalupe, Madre de las Américas, concede a nuestros hogares la gracia de amar y respetar la vida en sus comienzos, con el mismo amor con que concebiste en tu seno la vida del Hijo de Dios. Virgen María, Madre del Amor Hermoso, protege a nuestras familias para que estén siempre unidas y bendice la educación de nuestros hijos.

Esperanza nuestra, míranos con piedad, enséñanos a ir continuamente a Jesús, y si caemos ayúdanos a levantarnos de nuevo y a volver a Él mediante la confesión de nuestras faltas y de nuestros pecados en el Sacramento de la penitencia, que da la paz al alma.

Oración de la Novena a Nuestra Señora de Guadalupe

Oh Virgen de Guadalupe, rosa mística, intercede por la Santa Iglesia, protege al Sumo Pontífice, socorre a cuantos te invocan en sus necesidades, y siendo tú la siempre Virgen María y Madre del Dios verdadero, alcánzanos de tu Santísimo Hijo la gracia de conservar la fe, la dulce esperanza en medio de las amarguras de la vida, la ardiente caridad y el don precioso de la perseverancia final. Amén.

Nuestra Señora de Guadalupe es el nombre que se dio a la Santísima Virgen María cuando se apareció en México. El 9 de diciembre de 1531, Juan Diego se dirigía a misa en Ciudad de México cuando oyó la voz de una mujer que le llamaba al llegar al cerro del Tepeyac. Al subir, se encontró con una mujer que se identificó como la Virgen María. Ella instruyó a Juan Diego para que fuera a ver al obispo de México y le llevara su petición de que construyera un santuario para que Ella pudiera dar a conocer a todos sus devotos hijos su amor, compasión y protección. El obispo no quiso escuchar a Juan Diego.

  Los humanos ellos llegaron a mi pidiendome ayuda oráculo sabiduría

Al día siguiente, María volvió a aparecerse y repitió su petición. Esta vez, el obispo dijo a Juan Diego que le llevara pruebas de la aparición. Pero al día siguiente, el tío de Juan estaba gravemente enfermo y Juan fue a buscar a un sacerdote para que le leyera la extremaunción. Intentó pasar deprisa la colina, pero la Virgen salió a su encuentro y le prometió que su tío ya estaba curado. Ella le pidió a Juan que subiera a la colina y recogiera flores para Ella. A pesar del frío de mediados de diciembre, Juan encontró una variedad de rosas castellanas y las recogió en su tilma.

Oración a Nuestra Señora de Guadalupe durante la pandemia de coronavirus

También tiene el título de Patrona de los no nacidos porque cuando se apareció a Juan Diego en lo que hoy es México en el año 1531 estaba embarazada de Jesús. En los años siguientes a la aparición, unos 8 millones de paganos se convirtieron al catolicismo. Esta imagen de Nuestra Señora en el manto de Juan Diego es verdaderamente milagrosa y en estos tiempos peligrosos para el niño por nacer necesitamos la ayuda de nuestra Divina Madre.

Recuerda, oh bondadosísima Virgen de Guadalupe, que en tus celestiales apariciones en el monte del Tepeyac, prometiste mostrar tu compasión y piedad hacia todos los que, amándote y confiando en ti, buscan tu ayuda y te invocan en sus necesidades y aflicciones. Prometiste escuchar nuestras súplicas, secar nuestras lágrimas y darnos consuelo y alivio.

  Oraciones de santa muerte para pedir ayuda que me protega

Nunca se ha sabido que nadie que haya acudido a tu protección, implorado tu ayuda o buscado tu intercesión, haya quedado desamparado. Inspirados por esta confianza, acudimos a ti, oh María, siempre Virgen Madre del Dios verdadero. Aunque afligidos por el peso de nuestros pecados, venimos a postrarnos ante ti. Confiamos plenamente en que, bajo tu sombra y protección, nada nos perturbará ni afligirá, ni debemos temer enfermedades, desgracias o cualquier otro dolor.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad