Los oraculos mas importantes de grecia

Oráculos griegos famosos

Aunque el análisis científico puede proporcionarnos una mejor comprensión general del funcionamiento del mundo, no siempre nos ayuda a entender nuestra propia experiencia. Y los debates públicos sobre el riesgo se convierten con demasiada frecuencia en discusiones sobre quién tiene la culpa, por ejemplo, tras una inundación desastrosa.

En épocas anteriores, podríamos haber recurrido al lenguaje del destino, la suerte y la fortuna. Pero aunque todavía se utilizan coloquialmente, estos conceptos han perdido su poder explicativo. En muchos sentidos, esto es sin duda positivo: las ideas de destino, suerte y fortuna se han vinculado a menudo a juicios morales sobre las personas, como ocurrió tras el huracán Katrina.

La gente se las arreglaba tratando de enfrentarse a estas fuerzas. Una forma de hacerlo era visitar un oráculo, un templo o santuario donde una figura sobrenatural podía proporcionar información sobre asuntos ocultos o poco claros, como acontecimientos futuros. El oráculo más famoso era el de Delfos, en Grecia central, donde una mujer (la Pitia), poseída por el dios Apolo, respondía a las preguntas que le hacían, a menudo, los representantes de las ciudades-estado.

Lista de oráculos

El Oráculo de Delfos, que data del año 1400 a.C., era el santuario más importante de toda Grecia y, en teoría, todos los griegos respetaban su independencia. Construida en torno a un manantial sagrado, Delfos era considerada el omphalos – el centro (literalmente ombligo) del mundo.

La gente venía de toda Grecia y más allá para que la Pitia, la sacerdotisa de Apolo, respondiera a sus preguntas sobre el futuro. Y sus respuestas, normalmente crípticas, podían determinar el curso de todo, desde cuándo un agricultor plantaba sus plantones hasta cuándo un imperio declaraba la guerra.

  Ejercicios de clases de oraciones segun la actitud del hablante

Las discusiones sobre la interpretación correcta de un oráculo eran habituales, pero el oráculo siempre estaba dispuesto a dar otra profecía si se le proporcionaba más oro. Un buen ejemplo es el famoso incidente que tuvo lugar antes de la batalla de Salamina, cuando la Pitia primero predijo la fatalidad y después que un “muro de madera” (que los atenienses interpretaron como sus barcos) les salvaría.

La falta de un dogma religioso estricto asociado al culto de los dioses griegos también animó a los eruditos a congregarse en Delfos, que se convirtió en un punto de encuentro para la investigación intelectual, así como un lugar de reunión ocasional donde los rivales podían negociar.

Significado del oráculo

En este capítulo aprenderás sobre la adivinación, que era otro aspecto importante de la religión griega. La adivinación podía adoptar muchas formas, pero los objetivos eran esencialmente los mismos: determinar la voluntad de los dioses y averiguar el futuro. Esto podía hacerse de varias maneras, como “leyendo” señales de los dioses, como el vuelo de los pájaros, examinando las entrañas de los animales sacrificados, o mediante consultas oraculares. Este capítulo se centra principalmente en los oráculos y, en particular, en el Oráculo de Delfos.

El material, a continuación, incluye un documental, que ofrece una visión general del oráculo de Delfos y su conexión con la historia griega; las lecturas examinan las pruebas de los oráculos, sus usos y significados. Verás que no sólo es un reto dar sentido a los oráculos en sí, sino que también lo es determinar cómo veían los griegos los oráculos y a quienes los pronunciaban (tanto los Pythiai como los intérpretes, es decir, los manteis y los chresmologoi). Como ocurría a menudo con los antiguos griegos, nos quedamos con muchas más preguntas que respuestas, lo que es propio de un pueblo que comprendía que en la vida hay pocas respuestas definitivas.

  Oración al espiritu santo antes de empezar un estudio biblico

¿Cuál fue el oráculo más importante

1.  El oráculo de Delfos era el más célebre de todos los oráculos de Apolo. Su nombre antiguo era Pytho, que es o bien de la misma raíz que πυθέσθαι, consultar, o, según el himno homérico sobre Apolo (185, &c.) derivado de πύθεσθαι, putrefacto, en referencia a la naturaleza de la localidad. Respecto a la topografía del templo de Apolo, véase Pausanias

Plut. De Εἰ ap.  Delfos). El techo interior del templo estaba cubierto de guirnaldas de laurel (Aesch. Eum. 39), y en el altar se quemaba laurel como incienso. En el centro de este templo había una pequeña abertura (χάσμα) en el suelo de la que, de vez en cuando, salía un humo embriagador, que se creía que procedía del pozo de Cassotis, que se desvanecía en el suelo cerca del santuario

(Paus. X.24 §5). Sobre esta sima se alzaba un alto trípode, en el que la Pitia, conducida al templo por los profetas (προφήτης), tomaba asiento cada vez que había que consultar el oráculo. El humo que salía de debajo del trípode afectaba a su cerebro de tal manera que caía en un estado de embriaguez delirante, y se creía que los sonidos que emitía en este estado contenían las revelaciones de Apolo. Estos sonidos eran cuidadosamente anotados por los profetas y posteriormente comunicados a las personas que habían acudido a consultar el oráculo (Diod. XVI.26;

  Oracion para ir a dejar la cruz en el panteon
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad