Oracion para rociar agua bendita para protegerse en el trabajo

Oración del agua bendita para el hogar

Los sacramentales son “formas visibles de la gracia invisible”, decía Agustín de Hipona en el siglo IV. Hoy en día, se ha renovado el interés por este antiguo uso sacramental de la sal bendita. Especialmente en medio de la pandemia, cuando los sacerdotes no pueden visitar su casa para bendecirla. El cabeza de familia puede aprender a bendecir su hogar utilizando la sal bendita.

Puede utilizar la Sal Bendita para consagrar a Dios el espacio vital en el que se crían sus hijos. Así como el cordero pascual no era sangre mágica, la Sal Bendita no debe ser disminuida como sal mágica. Más bien, es una expresión externa de la fe de uno y una forma de invocar la gracia de Dios.

El padre es la cabeza de la familia. En la enseñanza de la Iglesia Católica, es también el sacerdote doméstico. ¿Qué significa esto? Significa que tiene el poder de bendecir y maldecir a las personas de su casa.

La Oficina de Exorcismo de la Archidiócesis de Manila compartió una sencilla oración que se puede rezar cuando se utiliza la sal bendita para bendecir un hogar. El jefe de familia ejercerá la autoridad espiritual sobre la propiedad al usar la Sal Bendita con esta oración:

Oración del agua bendita para la curación

Varias religiones utilizan el agua bendita para la limpieza, la protección y las bendiciones. Mucha gente cree que el agua bendita sólo puede ser verdaderamente santificada por un sacerdote ordenado. Por esta razón, dependiendo de su fe, es posible que no pueda crear agua bendita genuina. Sin embargo, puedes intentar hacer tu propia agua bendita siguiendo los rituales y oraciones católicas tradicionales. También hay una variedad de rituales paganos para hacer agua bendita.

Resumen del artículoPara hacer agua bendita para un ritual católico, tendrás que empezar por hacer sal bendita. Puedes hacerlo poniendo sal pura en un cuenco y repitiendo la oración de bendición de la sal del Ritual Romano. Una vez bendecida la sal, dirígete a un lago, arroyo o río cercano y recoge un poco de agua para llevarla a casa y filtrarla. Evita utilizar agua del grifo en tu ritual, ya que puede tener aditivos como cloro o flúor que pueden afectar a la bendición. Antes de combinar la sal y el agua, bendice el agua rezando la oración de exorcismo del agua del Ritual Romano. Finalmente, vierte el agua en la sal en forma de cruz y di: “Que esta sal y el agua se mezclen; en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén”. Para más ayuda, como por ejemplo cómo bendecir el agua bendita y usarla en tu casa, sigue leyendo.

Salmo para bendecir el agua

En primer lugar, podemos bendecirnos con agua bendita. Y podemos hacerlo todos los días, no sólo el domingo. Puedes tener la pila junto a la puerta de entrada o cerca de la mesa donde comes y/o cenas con tu familia.

Con el agua bendita, podemos proteger a nuestra familia y a las personas que amamos. Es fácil: podemos hacer la señal de la cruz sobre nuestros familiares mientras rezamos o justo antes de que nuestros maridos, esposas e hijos se vayan a dormir. Una buena costumbre es tener una botella de agua bendita junto a la cama.

El hogar es el capullo que abraza a nuestras familias. ¿Por qué no fortalecerlo? Podemos mejorar la protección espiritual del hogar rociando agua bendita en las distintas habitaciones. O un sacerdote puede bendecir tu hogar durante una ceremonia de bendición.

El hogar es también lo que rodea nuestras casas. Por ejemplo, los jardines. En la Edad Media, la gente solía rociar con agua bendita las flores, las plantas y las verduras. Todavía hoy funciona: bendecir nuestros jardines con agua bendita demuestra que cuidamos el mundo que Dios creó para nosotros.

Y no debemos olvidar a nuestros amigos de cuatro patas. Como nos enseña San Francisco de Asís, los animales forman parte de la voluntad de Dios y, por tanto, merecen una protección sagrada. Podemos bendecirlos con agua bendita y esto también se aplica al ganado y a los animales de granja.

Oración para hacer agua bendita

El agua bendita es aquella que ha sido bendecida por un miembro del clero o una figura religiosa, o que procede de un pozo o manantial considerado sagrado. Su uso para la limpieza previa a un bautismo y la limpieza espiritual es común en varias religiones, desde el cristianismo hasta el sijismo. El uso del agua bendita como sacramental para protegerse del mal es común entre luteranos, anglicanos, católicos romanos,[1][2] y cristianos orientales.

En el catolicismo, el luteranismo, el anglicanismo, la ortodoxia oriental y algunas otras iglesias, el agua bendita es el agua que ha sido santificada por un sacerdote para el bautismo, para la bendición de personas, lugares y objetos, o como medio para repeler el mal[3][4].

Las Constituciones Apostólicas, cuyos textos se remontan al año 400 d.C., atribuyen al apóstol Mateo el precepto de usar agua bendita. Es plausible que los primeros cristianos utilizaran el agua con fines expiatorios y purificatorios de forma análoga a su empleo en la Ley judía (“Y tomará agua bendita en una vasija de barro, y echará en ella un poco de tierra del pavimento del tabernáculo”, Números 5:17). [Sin embargo, en muchos casos, el agua utilizada para el sacramento del bautismo era agua corriente, de mar o de río, que -en opinión de la Iglesia católica romana- no podía recibir la misma bendición que el agua contenida en los baptisterios[6]. Sin embargo, los cristianos ortodoxos orientales realizan la misma bendición, ya sea en un baptisterio o en un cuerpo de agua al aire libre.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad