Hna Wendy Nelson – Un poderoso testimonio de Cristo y Su Profeta

Discurso de la Hna Wendy Nelson (esposa del Pdte Nelson) dado en el Devocional del 22 de Octubre del 2018 en Paraguay. Comparto el comentario de una hermana fiel sobre este discurso.

“Wendy, quien ha tenido un rol bastante protagónico desde que asumiera su marido como Profeta. Su ultima intervención en el encuentro con los Santos de Perú [Bolivia y Paraguay], dejo boquiabiertos a todos, en su mensaje entreabrió la puerta de la intimidad del Profeta, la suya, la de su relación como marido y mujer, la de ambos como matrimonio, llamados a servir, recibiendo en conjunto y por separado, las instrucciones especificas de la voz y presencia del que dirige y gobierna esta Iglesia. Se llamo a si misma en más de una oportunidad como testigo y como tal compartió un poderoso testimonio, del llamado profético que ha recibido su marido. Disfruto verla y escucharla, como en esta oportunidad, donde todos resultamos profundamente conmovidos por la fuerza de su fe y testimonio, haciéndonos recordar a otras mujeres que testificaron del Cristo por su relación de fe, de amistad con El, también recordé a Emma, Mery, Lucy, mujeres que testificaron en su tiempo de la obra del Profeta José, cuando se desarrollaba la plenitud de la aceptación de ella, de parte de Su Redentor y de Su Padre”.

Print Friendly, PDF & Email

2 comentarios sobre “Hna Wendy Nelson – Un poderoso testimonio de Cristo y Su Profeta

  • el enero 26, 2019 a las 12:29 pm
    Permalink

    En los últimos 5 años he observado que la Iglesia ha tomado cambios en varios rumbos: administrativos, programas, requisitos de dignidad, principios y ordenanzas.
    Los miembros de años sabemos que esta es una iglesia de revelación, pero también nos han enseñado varios apóstoles (últimamente Uchtdorf y Christofferson) que ellos se han equivocado.
    Viendo que el mayor crecimiento de la Iglesia (relación bautismos-activos) fueron de 1930-1980 con un 10% y que para el 2030 llegaremos aprox a 5%,
    La Iglesia ¿está siendo presionada interna o externa mente en los últimos cambios que han habido? Pasaron 4000 años de la ley mosaica a la de Cristo, más de 50 años para las reuniones integradas, ahora parece que hay un cambio en la moda, de ropa o el idioma o una postura feminista y parece que la Iglesia se viera presionada a seguirla, porque razones doctrinales o de otro tipo no las he encontrado. Me gustaría escuchar otra opinión, con alguna explicación.

    Respuesta
    • el enero 28, 2019 a las 7:36 pm
      Permalink

      Con mucho gusto comparto mi opinión personal sobre los puntos que planteas, eso si mi respuesta NO sera desde una perspectiva critica, de duda o sospecha mi respuesta sera desde la perspectiva de mi fe y testimonio personal sobre la veracidad del evangelio y la Iglesia.
      Sobre los cambios hay que tener presente que el evangelio y la Iglesia NO son lo mismo… “A veces usamos los términos Evangelio e Iglesia indistintamente, pero no son lo mismo. Sin embargo, están finamente interconectados y los necesitamos a ambos.” (Élder Donald L. Hallstrom, Convertidos a Su Evangelio por medio de la Iglesia. Conferencia General Abril 2012)
      El Evangelio abarca las doctrinas, los principios, las ordenanzas y los convenios que necesitamos para regresar a la presencia de Dios. (ver Evangelio, GEE). El evangelio no cambia es sempiterno, lo que SI cambia es nuestro conocimiento, comprensión y aplicación del mismo de acuerdo a nuestro nivel de madurez espiritual, es así que desde inicios de la restauración el Señor nos ha ido dando “Porque él dará a los fieles línea sobre línea, precepto tras precepto; y en esto os pondré a prueba y os probaré.” (DyC 98:12). Los miembros incluyendo a los lideres de la Iglesia hemos ido madurando, aprendiendo, corrigiendo y perfeccionado nuestra comprensión del evangelio restaurado.
      La Iglesia es la organización que el Señor ha establecido afín de proporcionarnos los medios (las escrituras y las enseñanzas inspiradas de los profetas) que necesitamos para conocer, vivir y enseñar el evangelio de Jesucristo a todos los hijos de Dios. La Iglesia nos proporciona también la autoridad del sacerdocio para recibir y administrar las ordenanzas y los convenios de salvación y exaltación a todos los hijos de Dios (ver Manual 1.1.5 La función de la Iglesia)
      La estructura organizativa, los programas, cursos, planes y políticas administrativas tienen el propósito de ayudar a los miembros a conocer, vivir y enseñar el evangelio y debido a las cambiantes circunstancias de la sociedad estas cosas han cambiado, están cambiando y seguirán cambiando, así ha sido desde el inicio de la restauración solo debemos leer con cuidado DyC y la Historia de la Iglesia y veremos los muchos cambios registrados. La Iglesia no es perfecta se va perfeccionando.
      El mayor crecimiento de la Iglesia se dio hasta inicios de la década de los 90 y su decrecimiento es consecuencia de la secularización de la sociedad moderna, de hecho esto esta profetizado en el Libro de Mormón “Y sucedió que vi la iglesia del Cordero de Dios, y sus números eran pocos a causa de la iniquidad y las abominaciones de la ramera que se asentaba sobre las muchas aguas.” (1 Nefi 14:12).
      La ley de Moisés se estableció recién en la quinta dispensación aproximadamente en el año 1487 a. C. y estuvo en vigencia durante unos 1520 años.
      Mas que una influencia feminista es un retroceso en la cultura machista que había permeado la Iglesia. Sobre los cambios en la investidura esta es la explicación de la Primera Presidencia “”Cada vez que el Señor tiene un pueblo en la tierra que obedece Su palabra, se le ha ordenado que construya templos. Las Escrituras documentan los patrones de adoración en el templo desde los tiempos de Adán y Eva, Moisés, Salomón, Nefi y otros.
      Con la restauración del Evangelio en estos últimos días, la adoración en el templo también se ha restaurado para bendecir las vidas de las personas en todo el mundo y también al otro lado del velo.
      A lo largo de muchos siglos, los detalles asociados con la obra del templo se han ajustado periódicamente, incluidos el idioma, los métodos de construcción, la comunicación y el mantenimiento de registros. Los profetas han enseñado que no habrá fin a tales ajustes según lo vaya indicando el Señor a Sus siervos.” (2 Enero 2019 – Salt Lake City Declaración oficial de la Primera Presidencia en cuanto a los Templos ) esta declaración concuerda con el pedido que le hizo el profeta José Smith a Brigham Young de perfeccionar la presentación de la investidura.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *