Planetas potencialmente habitables

Habitabilidad planetaria

La habitabilidad planetaria es una medida del potencial que tiene un cuerpo cósmico de sustentar vida. Se puede aplicar tanto a los planetas como a los satélites naturales de los planetas.

El único requisito absoluto para la vida es una fuente de energía. Por este motivo, es interesante determinar la zona de habitabilidad de diferentes estrellas, pero la noción de habitabilidad planetaria implica el cumplimiento de muchos otros criterios geofísicosgeoquímicos y astrofísicos para que un cuerpo cósmico sea capaz de sustentar vida. Como se desconoce la existencia de vida extraterrestre, la habitabilidad planetaria es, en gran parte, una extrapolación de las condiciones de la Tierra y las características del Sol y el Sistema Solar que parecen favorables para el florecimiento de la vida. Es de interés particular el conjunto de factores que ha favorecido el surgimiento en la Tierra de organismos pluricelulares y no simplemente organismos unicelulares. La investigación y la teoría sobre este tema son componentes de la ciencia planetaria y la disciplina emergente de la astrobiología.

La idea de que otros planetas puedan albergar vida es muy antigua, aunque históricamente ha estado enmarcada dentro de la filosofía tanto como dentro de las ciencias físicas. El final del siglo XX vivió dos grandes avances en esta materia. Para empezar, la exploración robótica y la observación de otros planetas y satélites del Sistema Solar han proporcionado información esencial para definir los criterios de habitabilidad y han permitido establecer comparaciones geofísicas sustanciales entre la Tierra y otros cuerpos. El descubrimiento de planetas extrasolares —que comenzó en 1992 y se ha disparado desde entonces— fue el segundo hito. Confirmó que el Sol no es único albergando planetas y extendió el horizonte de la investigación sobre habitabilidad más allá del Sistema Solar.

Zona de habitabilidad

En astrofísica, se denomina zona de habitabilidad estelar a la región alrededor de una estrella en la que la luminosidad y el flujo de radiación incidente permitirían la presencia de agua en estado líquido sobre la superficie de cualquier planeta (o satélite) rocoso que se encontrase en ella y que contase con una masa comprendida entre 0,5 y 10 M y una presión atmosférica superior a 6,1 mbar, correspondiente al punto triple del agua a una temperatura de 273,16 K. Además de la separación entre el planeta y la estrella (semieje mayor), existen otros parámetros a tener en cuenta de cara a la inclusión de un planeta dentro de la zona de habitabilidad de un sistema, como la excentricidad orbital, la rotación planetaria, las propiedades atmosféricas del exoplaneta o la existencia de fuentes de calor adicionales a la radiación estelar, como el calentamiento de marea.

Aunque las estimaciones realizadas varían según el autor, la más aceptada fija sus márgenes en el sistema solar a una distancia de entre 0,84 y 1,67 UA respecto al Sol. Si la Tierra tuviese una órbita inferior al límite interno de la zona habitable, se desencadenaría un proceso similar al observable en Venus, que sometería a nuestro planeta a un efecto invernadero descontrolado; mientras que si superase su límite externo, toda el agua superficial se congelaría.

El descubrimiento de los primeros exoplanetas rocosos, orbitando la zona de habitabilidad de sus estrellas, gracias a las observaciones del Telescopio Espacial Kepler ha aumentado considerablemente el interés por su estudio, convirtiéndolo en un pilar básico de la astrobiología, la exoplanetología y la astrofísica.

Análogo a la Tierra

Resultado de imagen para Análogo a la Tierra

 

Un análogo a la Tierra (también definido como Tierra gemelaexotierrasegunda TierraTierra alienígenaTierra 2 o planeta tipo-Tierra) es un mundo o planeta con condiciones similares a las encontradas en la Tierra. Para ser considerado un análogo terrestre, un cuerpo planetario debe orbitar alrededor de su estrella en la zona de habitabilidad del sistema (coloquialmente denominada zona «Ricitos de Oro»), tener unamasa y radio parecidos a los de la Tierra, contar con una composición atmosférica adecuada, pertenecer a una estrella similar al Sol y disponer del resto de rasgos básicos de nuestro planeta que permiten, en conjunción con los anteriores, la presencia de vidatal y como la conocemos.

Exoplanetas confirmados potencialmente habitables

La lista de exoplanetas confirmados potencialmente habitables tras la actualización del 19 de enero de 2015, incluye un total de 19 exoplanetas con un Índice de Similitud con la Tierra superior al 70 %. Estos datos, procedentes del Laboratorio de Habitabilidad Planetaria (en inglés «Planetary Habitability Laboratory» o «PHL») de la Universidad de Puerto Rico en Arecibo, se basan fundamentalmente en las observaciones del Telescopio Espacial Kepler y únicamente ofrecen información de los planetas cuya existencia ha podido ser confirmada, a diferencia del catálogo de exoplanetas potencialmente habitables (que incluye «objetos de interés Kepler» o KOIs, y otros cuerpos planetarios detectados aún pendientes de confirmación).

Resultado de imagen para Exoplanetas confirmados potencialmente habitables

Fuente Wikipedia

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *